Las Equivalencias de perfume no son falsificaciones.

Equivalencias, la marca blanca del perfume.

equivalencias

Equivalencias de perfume

 

Las equivalencias de perfume son la marca blanca del original, respetando su composición. Son creaciones propias que pretenden recordar las fragancias de determinados perfumes.

Para los que sois usuarios de cualquier producto de marca blanca, sabréis que estáis consumiendo productos totalmente controlados sanitariamente. Detrás de un yogur (por poner un ejemplo) hay una empresa que los fabrica y pasa los controles pertinentes. Y nadie habla del yogur falso.

Nosotros nos dedicamos a comercializar equivalencias de perfume y, a diario, entran por la puerta clientes/amigos preguntando si “tienes el perfume que recuerda…”, o “la equivalencia que se parece a…”

Afortunadamente va desapareciendo la palabra “falsificación” o “tengo la falsa”.

Os hemos acostumbrado a utilizar la palabra equivalencia, aunque “imitación” aún se suele usar. Y como la semántica admite muchas derivadas, estamos más cerca de ser una imitación a ser una falsificación. Más que nada porque si trabajáramos con falsificaciones estaríamos cometiendo un delito. Y a fecha de hoy llevamos casi 4 años trabajando en lo mismo.

Os preguntaréis por qué hablamos de algo que, poco a poco, se va normalizando. Pues por esas campañas en fechas “nada sospechosas” que aparecen criminalizando según que productos. Siempre en beneficio de otras marcas, pero es pura casualidad…

Aprovechando que el Pisuerga pasa por…

Y decimos todo esto porque ya es mucha casualidad, que antes de la campaña navideña, o en mitad de ella, salgan estudios en contra de las falsificaciones de perfumes. Y lo fácil que es confundir a los consumidores entre falsificación, imitación y equivalencia. de ahí la pequeña explicación del principio.

Estamos totalmente en contra de cualquier producto falsificado que quieran pretender vender como si fuera original.

Que quede claro nuestra postura. Y para que no quede ninguna duda, nos haremos eco del estudio realizado por la Asociación de Perfumería y Cosmética (Stanpa). A la que igual pertenece nuestro laboratorio de confianza (lo desconocemos). Pero tampoco es obligatorio estar afiliado para poder existir como empresa cosmética.

En este estudio, Stanpa ha analizado los ingredientes de un producto original y su falsificación. De donde sacamos la información no aparece qué tipo de producto es, si un perfume, una crema o una barra de labios. Vamos a imaginarnos que sea un perfume.

En el original su composición puede llegar a 80 componentes, el falso no sobrepasa los 25 y en menor proporción. Pero os recordamos otra vez que está analizando productos falsos. Que pueden llevar ingredientes prohibidos o perjudiciales para la salud. Ya os hemos hablado sobre la cosmética natural y su falta de regulación, hay ingredientes en ella que, siendo perjudicial para la salud, están perfectamente admitidos (Aceites minerales, parafinas, derivados del petróleo..).

Incluso el agua que contiene cualquier producto debe ser analizada y controlada microbiológicamente. También se han detectado el uso de alcohol industrial o etilenglicol. Se ha detectado una carencia de protección ultravioleta que puede producir dermatitis, reacciones alérgicas, irritación ocular y otra serie de problemas para nuestra salud.

En un producto falsificado no tenemos a quien reclamar.

Detrás de nuestros laboratorios, y digo nuestros porque son los mismos de siempre. Donde levantamos el teléfono y hablamos con Carolina de Laboratorios Carol o con la persona al frente del departamento químico de nuestros perfumes. Detrás de ellos hay un número de registro sanitario, un CIF , una persona físico o jurídica que va a responder de cualquier daño que pueda ocasionar alguno de sus productos.

  • No hay nada que temer, porque nosotros no trabajamos con falsificaciones.
  • No imitamos nombres, porque trabajamos con contratipos o tipos con un número de referencia.
  • No imitamos ni falsificamos cajas, porque nuestros perfumes no van con caja.
  • No imitamos frascos, porque el frasco que utilizamos es genérico para todas las referencias.
  • No defraudamos al fisco, porque estamos al corriente de pago de todas nuestras obligaciones fiscales.
  • Trabajamos con pymes, no con grandes marcas que acaparan el mercado.

 

Recuerda que en Caléndula trabajamos por y para tu bienestar. No comercializamos nada de lo que no usaríamos nosotros. Incluso hemos dejado de ofrecer productos que, siendo totalmente seguros, pueden llevar a la larga problemas de salud. Sin que cunda el pánico, hemos retirado algún producto que contenía aceites minerales o aceite de palma, en entredicho por cuestiones éticas.

Puedes estar totalmente tranquilo con todo lo que puedas consumir de nuestro establecimiento. Debemos luchar contra las falsificaciones y cualquier tipo de delito, y también contra campañas especulativas y oportunistas que buscan el beneficio de unos pocos. Pero a esto debemos acostumbrarnos… ¡Es la selva!

(El estudio del que hablamos lo vimos publicado el 31 de diciembre, nada sospechoso..)