Talones agrietados, cómo tratarlos.

Talones agrietados: Causas y tratamientos.

Hidrata y nutre tus talones agrietados.

Uno de los problemas más comunes con el que nos encontramos cuando se acerca el buen tiempo son los talones agrietados.

Una zona que tenemos bastante olvidada durante el Otoño-Invierno y cuando llega el momento de lucir sandalias o zapato abierto, nos damos cuenta que no están del todo bien tratados.También es una de las partes de nuestro cuerpo que más va a sufrir durante esta época, con el contacto del aire, abuso del agua, etc.

Causas.

Exceso de peso: El sobrepeso aumenta la presión sobre la almohadilla de grasa normal bajo el talón, haciendo que se expanda hacia los lados. Si la piel carece de flexibilidad, la presión en los pies conduce a los talones agrietados.

Enfermedades o trastornos de la piel: Psoriasis, eczema, tiroides, diabetes, pie de atleta y otras enfermedades de la piel también puede causar a talones agrietados.                                                                                                

Permanecer de pie durante mucho tiempo: La estancia prolongada en pie y el uso de suelas duras o rígidas puede provocar durezas que desembocan en piel agrietada.                                                                              

Alimentación incorrecta: Una alimentación baja en vitaminas y minerales y zinc.                                                    

Sandalias abiertas de atrás o los zapatos abiertos permiten que la grasa bajo el talón se expanda hacia un lado y aumenta la posibilidad de grietas en los talones. También lo zapatos apretados o un cambio en la postura al caminar.                                                                                                                                                                                                 

La exposición continua al agua. El agua, especialmente el agua corriendo, puede robar a la piel de sus aceites naturales, lo que puede dejar la piel seca y áspera. Estar de pie durante períodos prolongados en un lugar húmedo como un baño, puede causar talones secos y agrietados.

Tratamientos.

El mejor remedio es nutrir e hidratar la piel con Aceite de Argán, Aceite de Coco o Manteca de Karité. Os vamos a dar algún remedio casero fácil de aplicar, y ante cualquier complicación recordad acudir al especialista.

-Aceite de coco: Después de lavar los pies aplica una capa gruesa de aceite en los talones, colócate unas medias gruesas y deja esta aplicación durante la noche.

-Vaselina y jugo de un limón: Con los pies bien limpios y secos, mezcla una cucharadita de vaselina y el jugo de un limón. Frota esta mezcla sobre los talones agrietados y otras áreas necesarias de los pies, hasta que esté completamente absorbido. Usar medias gruesas de lana ayudará a atrapar el calor de tu cuerpo y esto aumentará la eficacia de la mezcla.

-Pulpa de plátano maduro: Machaca la pulpa en un recipiente con ayuda de un tenedor y lo aplicas en el área seca o agrietada del talón. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

-Zumo de limón: una vez por semana, puedes remojar los pies en jugo de limón durante unos 10 minutos y luego frotarlos con un cepillo suave para exfoliar suavemente las capas superiores de la piel muerta, que causan los talones agrietados.

-Aceite de oliva o Argán: Sólo necesitas frotar un poco de aceite en los talones antes de acostarte y ponerte unas medias de algodón o lana. El aceite ayuda a suavizar y a sanar las grietas. Haz esto cada noche hasta que la piel esté suave.

Algunos consejos.

  • Mantén los pies limpios y sin suciedad.
  • Ejercita los pies regularmente.
  • Alterna agua caliente y fría en el baño de pies para aliviarlos.
  • Hidrata y exfolia los pies siempre que sea posible.
  • Evita camina descalzo tanto como sea posible.
  • Evita pasar períodos prolongados en un área húmeda o mojada.

Esperamos que estos consejos os permitan lucir unos talones de alfombra roja, para todo lo demás….. ¡Nos olemos en Caléndula!