Publicado el

Consejos para una correcta exfoliación

Consejos para una correcta exfoliación y sus beneficios.

 

exfoliación

 

La exfoliación es el tratamiento que le damos a nuestra piel para eliminar las células muertas, además de atenuar las líneas de expresión o pequeñas arrugas. Es, en definitiva, una limpieza a fondo  y un tratamiento regenerador de nuestra epidermis. Nosotros nos vamos a referir en esta entrada a la exfoliación mecánica (aplicación de la mascarilla con masaje y retiramos el producto con agua) y enzimática (aplicación de la mascarilla con masaje y dejamos actuar unos minutos para retirar con agua).

 

¿Qué conseguimos con una exfoliación?

El primer beneficio que obtendremos es la limpieza de las capas exteriores de nuestra piel. Y os diréis que eso lo hacemos a diario con agua y jabón. Cierto, pero no es suficiente. Nuestra piel se regenera constantemente y las células muertas deben dejar paso a las nuevas, pero si no se limpia en profundidad, esas células obstruirán el poro y provocarán la descamación y una sensación de sequedad en nuestra dermis.

Otro beneficio que nos aporta la exfoliación es el de mejorar la circulación sanguínea, y estimular la producción de colágeno.

Y por último destacaremos que la exfoliación es el paso previo a cualquier otro tratamiento, ya que prepara la piel para que absorba o asimile cualquier otro producto que vayamos a aplicar, así obtendremos una piel suave, brillante y más flexible.

¿Con qué frecuencia nos podemos exfoliar?

La frecuencia va a depender del tipo de piel que tengamos y del producto elegido.Por norma general y si el producto no nos recomienda otra cosa, para las pieles sensibles o secas con una exfoliación cada 15 días sería suficiente. Una piel normal agradecería un tratamiento semanal y para pieles grasas sería necesario 2 exfoliaciones semanales. Repetimos que es la norma general dependiendo del producto a utilizar. Nuestros exfoliantes  para pieles sensibles se pueden aplicar perfectamente una vez por semana, debido a que están compuestos por ingredientes específicos como son la Camomila, Caléndula, Almendras dulces o Karité.

exfoliante-pieles-normales
Exfoliante facial y corporal, con aceite corporal.

¿Cuál es el exfoliante adecuado?

Cada piel es diferente. Si tienes cualquier tipo de problema o alergia en tu piel visita a tu dermatólogo. Te aconsejará el mejor producto para tu piel.

Normalmente los exoliantes son geles o cremas con unos diminutos gránulos que liman las rugosidades y células muertas. Su acción es totalmente superficial y no penetran jamás en las capas profundas de la piel. Llevan distintos tipos de aceites que actúan de emolientes y suavizantes. Los geles tienden a ser más frescos y las cremas tienen una textura más suave.

La exfoliación paso a paso.

Este es el procedimiento que aconsejamos para una exfoliación efectiva. Si es una exfoliación mecánica retiraremos el producto después de las aplicación y si es enzimática dejaremos actuar el tiempo indicado.

  • Lava la piel con agua tibia y un jabón neutro.
  • Para exfoliar tu cuerpo usa un guante o una loofa (esponja vegetal) y para el rostro o cuello utiliza las yemas de los dedos o una esponja muy suave.
  • Aplica el producto exfoliante con suaves masajes circulares: Para el rostro, hazlo del interior hacia el exterior, descendiendo hacia el cuello y el escote. Acláralo con agua tibia con la ayuda de un guante de baño o un disco de algodón extragrande. Para el cuerpo, hazlo desde los hombros hasta los pies pasando por la espalda, el pecho (con cuidado, que es una zona sensible), el vientre, los muslos, las nalgas y las piernas. Acláralo con una ducha caliente y acaba con un chorro de agua fría para tonificar.
  • Aplica una  crema hidratante después de enjuagar la zona exfoliada con agua para nutrir nuestra piel y cerrar el poro. Así daremos por acabado el tratamiento exfoliante.

Algunos consejos muy útiles.

– Sigue siempre las instrucciones del producto, sobretodo en la frecuencia de aplicación. No por hacerte múltiples exfoliaciones tu piel tendrá mejor aspecto. De hecho, la puedes sensibilizar y debilitar.

– No tomes el sol inmediatamente después de un tratamiento exfoliante. Incluso recomendamos protección solar después de l tratamiento.

 – La exfoliación antes del bronceado estimula la producción de colágeno y elastina  mejorando el aspecto de tu piel. Procura exfoliar tu piel 3 días antes de broncearte.

– No lo hagas el día antes de un acontecimiento muy importante porque puede tener pequeños efectos adversos como enrojecimiento o irritación.

– No es recomendable exfoliar el contorno de los ojos ni hacerlo sobre los labios.

– Si tienes heridas o la piel irritada, evita exfoliarte en ese momento.

 

Esperamos que esta pequeña guía te sea de utilidad. Si crees que merece la pena compartirlo, adelante. Mientras más seamos, mejor lo pasaremos.

Un fuerte abrazo y….. ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Perfumes que, al cerrar los ojos, nos recuerdan…

Perfumes que, al cerrar los ojos, nos recuerdan personas.

Esa sensación de pasar por un sitio de comidas o entrar al rellano de casa y pensar: “aquí huele a madre”, cuando identificamos el olor de un buen caldo o un estofado. Hay perfumes que, al cerrar los ojos, nos recuerdan personas, situaciones, momentos, emociones. También identificamos a nuestras madres con perfumes, no sólo con manjares (incluimos a las abuelas).

Al igual que la comida, el perfume es una delicia para nuestros sentidos. Desde sus orígenes, se utilizó para protegernos de los peligros (algunos animales lo utilizan con grandes resultados), pero desde hace siglos su función es la de resultar agradable y atractivo a los demás.perfumes-que-alcerrar-los-ojos-nos-recuerdan

Nos provocan sensaciones y estados de ánimo, despiertan recuerdos y pueden contribuir a cambiarnos el humor. Cuando percibimos un olor, nuestro cerebro lo asocia a la situación en la que aparece, y nos la trae a la mente cuando, incluso después de mucho tiempo, ese mismo olor se nos vuelve a presentar.

¿Cuántas veces, oliendo esos perfumes, nos acordamos de alguien que conocemos que lleva o solía llevar esa misma fragancia? Y  la sensación o el recuerdo puede ser agradable o no.. , el perfume puede ser exquisito pero el recuerdo que nos trae puede ser totalmente contrario. Supongo que os habrá pasado.

Pero no se trata sólo de sensaciones relacionadas con nuestra memoria. Los perfumes tienen la capacidad de alterar nuestro estado de ánimo. El olor de los cítricos, naranja, limón, bergamota, puede transmitir energía y buen humor. Otros aromas tienen un poder afrodisíaco, como el musgo, el ámber o algunas maderas. La manzanilla y la lavanda, en cambio, tienen un benéfico efecto relajante.

También influye en el sentido del gusto. Nuestra lengua sólo distingue entre dulce, amargo, ácido y salado. Todo lo que comemos y bebemos, pasa ante todo por el olfato, y la información de su olor se asocia, en nuestro cerebro, con el “sabor” de aquella comida o bebida.

La última tendencia  es la de usar los perfumes con fines comerciales, basándose en lo que llaman “scent marketing“. Algunas tiendas ya están experimentando los efectos de determinadas fragancias esparcidas en el ambiente, en los maniquíes o en la ropa de los comerciales, que estimularían a los clientes a comprar.

En nuestro caso, sois vosotros los que esparcís el perfume en Caléndula , cuando venís con la intención de probar nuevas fragancias, por eso cada día huele diferente al entrar.

En futuras entradas os hablaremos de las familias olfativas y otras curiosidades, hasta entonces recibe un abrazo y..

                                          ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos

Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos, un éxito justificado.

Os hablaremos en esta entrada del Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos. Un producto con miles de años a sus espaldas y en peligro de extinción desde el descubrimiento de sus propiedades cosméticas. Declarado Patrimonio Universal por la UNESCO desde 1998, ha visto cómo cada año se pierden más de 600 hectáreas de arganes.

Un poco de Historia.

Llegan a los 10 m. de altura y viven más de 150 años.

El Argán es un vestigio de la Era Terciaria, que está sufriendo las consecuencias de la sobreexplotación, la tala descontrolada, el urbanismo, el turismo, etc. La propiedad principal de este árbol es su capacidad para atrapar la humedad atmosférica durante la noche, para devolver parte de ella al subsuelo, en una zona desértica como es el Sahara.

El argán da sus frutos entre mayo y junio. Éstos tienen un aspecto parecido a la aceituna pero más grandes y redondos. Encierran una almendra muy dura que contiene hasta tres semillas de las que se extraerá el aceite. En la actualidad se recolectan los frutos por vareo y se ponen a secar al sol.

La tradición

 Al escasear el pasto, las cabras se subían a los árboles de argán para comer sus brotes y sus frutos. De vuelta al suelo, rumiaban y regurgitaban los huesos de los frutos. Era una forma cómoda de recolectar las almendras sin correr el riesgo de pincharse; son las llamadas “almendras de cabras”.

Extrayendo las semillas del argán.

La imagen de la cabra encaramada en las ramas del argán, alimentándose de sus frutos, ya no se existe en la actualidad, pero aún quedan sitios aislados en los que pueden verse cabras en los árboles como reclamo turístico, no deja de ser una postal curiosa. Por motivos obvios de calidad sanitaria, hoy en día, en las cooperativas tradicionales, las cabras tienen prohibido el acceso a los arganes y se llevan a cabo labores de poda para que no puedan trepar.

Cuando los frutos están secos, se retira la pulpa para  extraer la almendra, descascarillarla con medios manuales y conseguir sus semillas. Éstas se tuestan, se muelen y se prensan para conseguir el aceite de argán alimentario. Esta torrefacción le confiere al aceite una fragancia característica a avellana y un color dorado ámbar.
Para elaborar el aceite cosmético, no se tuestan las semillas y se prensan en frío. De ahí que el aceite de argán cosmético tenga un color más neutro y su olor sea tan suave.aceite-de-argán

Propiedades.

Como siempre hemos hecho en Caléndula, nos vamos a centrar en las propiedades cosméticas, dejando para quien entienda los beneficios energéticos o alimentarios del aceite de argán.

El aceite de argán puro, de primera prensada en frio, sin tostar sus almendras (en ese caso sería para fin alimentario) es una joya para el cuidado de nuestro rostro, cabello, uñas o cuerpo. No obstruye el poro  y por este motivo está indicado para todo tipo de piel, incluído las grasas.

Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, contiene grandes cantidades de Vitamina E (unos 700 mg/kg), casi tres veces más que el aceite de oliva. Es el perfecto antioxidante, recomendado para tratamientos antiedad: suaviza la piel, la hidrata y la protege de la sequedad, aportando una gran elasticidad y luminosidad a nuestra piel. Así como para tratamientos contra el acné o las estrías.

En el masaje corporal, nos permite unir el placer sensual del masaje con el beneficio de la vitamina E, aportando hidratación, nutrientes y suavidad a la piel después del baño o de la ducha. Se recomienda su uso en quemaduras solares e irritaciones cutáneas; el aceite aliviará la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez.

También se utiliza para uñas quebradizas o abiertas en capas. Las fortalece y protege de las agresiones externas.

¿Cómo saber si es un buen aceite de argán cosmético?

Con fijarnos en tres puntos muy sencillos sabremos que no nos dan “gato por liebre”. Es importante el apunte que os dimos de la diferencia entre aceite cosmético y alimentario. Por eso, a la hora de comprar aceite de argán tendremos en cuenta  su olor, su color y su rápida absorción.

El olor: Un buen aceite de argán cosmético carece de olor extraño o desagradable; no huele, ni a tostado ni a cabra ya que ha sido prensado en frio. 

El color: El aceite de argán se caracteriza por un color natural dorado. Un aceite demasiado claro es indicio de excesivo refinado, por lo contrario un aceite demasiado oscuro es un aceite que ha sido calentado.

Capacidad de absorción: El aceite de argán se caracteriza por su capacidad de hidratación profunda. Contrariamente a otros aceites, no engrasa la piel. Una simple aplicación y un suave masaje circular consiguen su total penetración al cabo de un par de minutos.

Nos hemos apoyado en información de arganbio.es y en imágenes de morguefile.com. Esperamos que sea de vuestro agrado, que compartas si te apetece ayudar a difundir sus beneficios y que sigas tan fiel a nosotros como hasta ahora.

Un abrazo y……¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Tipos de piel y productos recomendados

En la entrada de hoy os vamos a especificar los tipos de piel y los productos que recomendamos desde Caléndula.

Nos vamos a referir siempre a la piel del rostro, ya que es nuestra tarjeta de visita. Gracias a su apariencia vamos a poder deducir la edad, salud o estado de ánimo de la persona.tipos-de-piel

La piel es el órgano que protege nuestro organismo de agentes externos. Pero, para que pueda desarrollar correctamente su acción protectora y se mantenga lisa, luminosa y sana, tenemos que cuidar de ella.

La salud de la piel puede verse comprometida por factores ambientales externos, como el frío, el sol, la humedad, la contaminación y por factores internos, relacionados con el organismo y los hábitos de cada uno, como el tabaco, el alcohol, el uso de jabones agresivos, la alimentación y el estrés, que pueden alterar su equilibrio.

Cuando la piel no está correctamente hidratada puede resultar opaca, áspera, escamada, con manchas rojas y perder elasticidad. Además de una alimentación equilibrada, rica en fruta y verdura, y a la sana costumbre de beber mucha agua, está bien familiarizarse con el uso de una buena crema hidratante, que se haya elegido teniendo en cuenta el tipo de piel.

Tipos de piel.

Piel Normal: Es el tipo de piel más raro ya que no presenta ningún problema en concreto, por lo tanto la única cosa importante es conservar su correcto equilibrio. Hay que hidratarla con cremas que contengan la misma cantidad de crema-facial-de-Rosa-Mosquetaagua y sustancias emolientes. Nuestra recomendación es la Crema Facial de Rosa Mosqueta, sus ingredientes activos aportan los nutrientes necesarios para mantener el rostro joven y sano, estimulando la regeneración e hidratación del tejido cutáneo y proporcionando tersura y luminosidad a la piel.

Piel Seca: Normalmente se presenta escamada, con manchas rojas y una apariencia áspera, opaca y “apagada”. El problema de la piel seca es normalmente más típico de las pieles maduras, cuyas imperfecciones se notan a partir de los 30 años, sobre todo las arrugas. Suele ser muy sensible y quien la posee tiene cierta tendencia a padecer irritaciones y picores. La piel seca necesita mucho cuidado para mantenerse hidratada y nutrida.

La Crema Facial de Argán que encontrarás en nuestra tienda es la ideal, ya que actúa contra la sequedad y el envejecimiento, manteniendo así la tersura del rostro. El aceite de argán en su composición, presenta un alto contenido en ácidos grasos esenciales (un 80%) por lo que está especialmente recomendada para pieles secas y castigadas.

Piel Grasa: Este tipo de piel produce una cantidad excesiva de sebo, que hace que se vea brillante. Además, es especialmente propensa a la aparición de  granitos o espinillas. A pesar de no presentar síntomas de deshidratación, hay que mantenerla mantenerla hidratada. Nuestra recomendación es la Crema Facial de Aloe Vera, que aporta máxima hidratación y los nutrientes naturales, vitaminas, aminoácidos y las enzimas, estimulan la fabricación de nuevas células.

Y por último la Piel Mixta: En este tipo de piel, el rostro se puede dividir en dos zonas: una seca y una grasa. A la zona grasa se le suele llamar “zona T“, e incluye frente, nariz y barbilla. Las mejillas, el contorno de ojos y el cuello, en cambio, son secos. Esta piel presenta tanto los inconvenientes de la piel grasa, como brillo, poros abiertos y espinillas, como los de la piel seca, como las arrugas del contorno de ojos y el aspecto áspero. Para hidratar correctamente este tipo de piel hay que elegir un producto que tenga en cuenta sus características y que tenga una fórmula con acción combinada, que hidrate sin engrasar la zona T.

Nuestra recomendación es la Crema Facial de Karité, que regula a la perfección la zona grasa y seca de nuestro rostro.

 

Esperamos haberos ayudado a identificar vuestro tipo de piel y haber acertado en nuestras recomendaciones. Y como siempre sólo nos queda deciros que…

                                           ¡Nos olemos en Caléndula!

(Fuente perfumísimo.com)