Publicado el

Un Perfume para cada tipo de piel.

“El perfume de mi amiga, en mí no huele igual”. 

 

Seguro que os ha pasado alguna vez: olemos un perfume en otra persona, nos gusta, lo compramos y cuando lo aplicamos en nuestra piel no huele igual a como lo recordamos. 

Igual que las flores, cada piel tiene su perfume propio.

Es muy normal este caso, un mismo perfume puede dar diferente resultado en otra persona y es debido al tipo de piel. Cada una tiene su olor característico e identificativo. Está determinado por las sustancias liberadas en nuestra sudoración y el pH de cada persona, unos más ácidos, otros más alcalinos. Pero del pH de la piel ya hablaremos en otra ocasión.

La fragancia final de un perfume no es el que olemos en una tira de prueba u olfativa como las que tenemos en Caléndula, es el resultado de la mezcla con nuestro olor corporal, ahí es donde se crea el aroma único.

-En pieles grasas se puede modificar bastante las fragancias por la elevada cantidad de sebo. Los aromas se hacen más intensos, con el riesgo de resultar demasiado fuertes. Por esta razón, a quien tiene este tipo de piel, se le aconseja que elija fragancias frescas y ligeras, como las que están pensadas para el verano.  prefiriendo notas acuáticas y cítricas, mientras se deberían descartar perfumes demasiado dulces y amaderados.

-En pieles secas el problema principal está en la escasa fijación de las fragancias y, por consiguiente, una duración más breve. Para ese tipo de piel, valen las precauciones y las fragancias aconsejados para el invierno, cuando el frío seca la piel y la hace menos propensa a “absorber” los aromas.
Lo mejor sería elegir perfumes densos, dulces, orientales o amaderados.

Recordad que hay algún truquito para conseguir que la fijación del perfume sea más duradera en pieles muy secas, sería aplicar el perfume en la zona hidratada previamente con alguna crema o vaselina sin a penas fragancia, para que no tape el verdadro aroma del perfume.

Os dejamos este enlace donde os explicamos algunos consejos prácticos, y para todo lo demás…..

                      ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Llegan los primeros rayos de Sol.

Precaución con los primeros rayos de Sol.

Rayos de sol
Evita las horas centrales del día para practicar deporte.

Con los primeros rayos de sol llega ese momento de ansiedad por coger, lo antes posible, ese tono de piel que tanto nos favorece. Pero no somos conscientes de que esta primera exposición solar es un impacto para la piel que ha permanecido oculta durante tantos meses. 

Debemos usar siempre protección solar, aunque tengamos la sensación que el Sol no “pica” lo suficiente: la inclinación y posición solar corresponde en Primavera a  finales de Agosto o Septiembre. Los rayos solares dañan y envejecen nuestra dermis y para evitarlo debemos utilizar protección solar y cremas faciales o corporales adecuadas.

Evitar la práctica del deporte en las horas centrales del día (de las 11 a las 18 horas aprox) y hacerlo siempre acompañado de líquidos y protección solar. Al sudar, nuestro cuerpo elimina toxinas, oxigenamos la piel y nuestro organismo en general. Alguna prenda para la cabeza siempre va bien.

Hidratarse a diario con litro y medio de agua como mínimo, son 6 o 8 vasos diarios que podemos beber sin problemas. De esta manera también hidratamos nuestra piel y prevenimos los puntos negros.

Llevar una dieta equilibrada, que aporte los nutrientes necesarios para el incremento de actividad que conlleva esos días más largos.

 

Nosotros, los paises mediterraneos, estamos acostumbrados a disfrutar del Sol desde la Primavera, y debemos hacer hincapié en la protección solar, diaria y siempre que salgamos a la calle, no bajar la guardia y así evitaremos el fotoenvejecimiento, las manchas y arrugas propias de la exposición solar. 

Protege tu piel y ayúdate con alguna prenda para la cabeza.

Pero no todo son inconvenientes porque aunque la radiación solar es una de las causas principales de cáncer cutáneo, tomar el sol, al menos un cuarto de hora ayuda a producir vitamina D y es un gran estímulo psicológico. Pero siempre que nuestra piel se exponga a rayos solares debemos protegernos; con sombreros, ropa (camisetas claras, pantalón largo), gafas de sol, y con cremas que contengan filtros solares fiables.

Si tenemos hijos adolescentes debemos concienciarles de la absoluta necesidad de protegerse del sol. ¡El bronceado rápido siempre tiene un riesgo! La exposición debe ser paulatina, no más de 20 minutos seguidos, preferiblemente en movimiento, y nunca al mediodía

En definitiva, para obtener un resultado óptimo en la utilización de un protector solar, es necesario seguir cuatro normas básicas:

-Aplicar el fotoprotector en casa antes de salir a dar el paseo por la ciudad, sentarse en las terrazas, etc.

-Hacerlo sobre la piel bien seca y luego ponernos el atuendo primaveral y/o maquillaje.

-Recuerda siempre aplicarlo 30 minutos antes de la exposición al sol.

-No escatimes en protección. Sé generoso con la cantidad que te aplicas y repetidas veces.

Esperamos que toda esta información os sirva de ayuda, para todo lo demás…

                                                    ¡Nos olemos en Caléndula!

Nos hemos ayudado de expobeautymagazine.com y las imágenes son de www.morguefile.com
Publicado el

Aloe Vera (Aloe Barbadensis), la planta 10.

Aloe Vera (Aloe Barbadensis).

Aloe-vera

El Aloe Vera es una de las plantas medicinales más completas y utilizada en muchos productos de belleza. 

Se trata de una planta perenne, originaria de las costas nororientales de África, de donde llegó a América central de la mano de los frailes jesuitas y allí encontró el entorno más adecuado para su desarrollo, caracterizado por un clima seco y caluroso, evolucionando hasta le especie que se conoce hoy por Aloe Vera: el Aloe Barbadensis.  

Un poco de Historia.    

El Aloe Vera se ha usado a lo largo de la historia de la humanidad, hasta nuestros días, tanto en el tratamiento de enfermedades como en la cura de la piel y el cabello.

En manifestaciones antiguas de grabados egipcios aparecen alusiones a la utilización como fuente de salud y bienestar, así Nefertiti y Cleopatra lo incluían en sus tratamientos de belleza.

Aristóteles le recomendaba a Alejandro Magno para la rápida curación de sus soldados; Marco Polo señalaba su uso habitual en la corte china, como alivio de las dolencias estomacales.

Los indios americanos la empleaban desde acondicionador del cabello hasta como tónico estomacal; en la India está difundido como alivio rápido de irritaciones de la piel; los árabes ven en ella una estimulante loción hidratante.

Aunque esta planta ancestral ha sido muy difundida en la farmacopea y los remedios populares, cayó en cierto olvido por parte de la población, hasta el final de la IIª Guerra Mundial cuando se redescubre el poder del Aloe Vera, al comprobar que los habitantes de Hirosima y Nagasaki, los cuales padecieron quemaduras, después de un tratamiento con Aloe Vera, se curaban más rápidamente y en muchos casos, sin señales ni cicatrices.

Usos recomendados del Aloe Vera en cosmética.

Os detallamos algunos de las propiedades de este producto “multiusos”.

-Penetra en las tres capas de la piel: la dermis, epidermis e hipodermis y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros.

-Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas , los aminoácidos y las enzimas estimulan la reproducción de nuevas células, por lo que es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel.

-Cuando se usa con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la media de poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje. Al ser astringente (retrae los tejidos de la piel), ha de usarse con una crema hidratante.

Champú-de-Aloe-Vera
Nuestro champú de Aloe Vera.

-Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol si se usa un largo periodo de tiempo.

-Tiene un efecto balsámico después del afeitado, por su poder regenerador ayudando a la limpieza de las impurezas que deja la cuchilla de afeitar.

-Indicado para después de la depilación ayudando a calmar y evitando rojeces, granitos y erupciones que se puedan producir.

-Otra acción importante es en el cuero cabelludo para prevenir y curar las enfermedades que puedan aparecer. La psoriasis, las dermatitis de contacto, el exceso de caspa y grasa en el cuero cabelludo.

Como veis, es un producto completísimo que nunca viene mal tenerlo a mano. A continuación os vamos a enseñar cómo extraer el gel de la planta.

Cómo extraer el gel de la planta.

Para obtener el gel de las hojas se recomienda que la planta tenga unos 3  años, después de la 1ª floración. En el momento de la recolección debe haber estado dos o tres días sin regarse, para que el gel esté más concentrado.

-Cortaremos las hojas más grandes y más exteriores, siempre cerca del tallo y con un corte limpio.

-A continuación cortaremos con el cuchillo los bordes espinosos de la hoja y haremos un corte plano a lo largo para descubrir el interior, donde se encuentra el gel.    

Para extraer el gel.

-Extraemos el gel con el mismo cuchillo o una cuchara.  

Si vamos a utilizar el gel para aplicaciones en la piel ya habríamos acabado, pero como sabemos que hay gente que ingiere Aloe Vera en jugo, por ejemplo, es importante que se lave bien el gel para eliminar la Aloína, sustancia amarillenta y muy irritante que tiene propiedades laxantes bastante fuertes. Como siempre, recomendamos consultar con especialistas en el tema.

La forma de conservar este gel sería en la nevera, cubierto con film, pero las propiedades disminuyen y no podrás tenerlo más de 20 días. También puedes pasarlo por la batidora y utilizar unas cubiteras para congelarlo, así lo tendrás en perfectas condiciones siempre que lo necesites.

Podríamos estar días y días hablando de este fantástico producto natural, pero creemos que es lo justo para saber qué es, para qué sirve, y algún truco casero para que podáis probar sus propiedades in situ.

Nos hemos ayudado en Aloe-Vera.es y en Mejorconsalud.com para ofreceros la mejor información. Para nosotros es un placer que decidas compartir este artículo con tus amigos.

Gracias por leernos y...¡Nos olemos en Caléndula!