Publicado el

Uso cosmético de algunos alimentos.

Alimentos con usos cosméticos.

Abriendo nuestra nevera podemos encontrar alimentos que nos pueden sacar de más de un apuro usándolos como productos cosméticos. No es la primera opción que recomendamos pero resultan remedios curiosos. Os lo explicamos a continuación.

Alimentos
Alimentos utilizados en cosmética

 

Yogur para la limpieza del rostro.

Limpiar el rostro tanto del maquillaje como de la polución medioambiental es un paso que todos los dermatólogos recomiendan en la rutina diaria. Encontrar un cosmético apto para el tipo de piel puede ser difícil, pero el yougur siempre resulta una opción válida para todos.

El ácido láctico y el probiótico del yogur dejan la piel libre de impurezas y, además, ayudan a regular el ácido de la dermis. Sus propiedades antibacterianas sirven también para eliminar espinillas y acné.

Modo de empleo: Aplica sobre el rostro una mezcla de media taza de yogur y media cucharada de jugo de limón, y dejar actuar durante 15 minutos para aclarar posteriormente con agua.

(Aunque ahora los yogures no son como los de antes, confiamos en que todos tengan ácido láctico..)

 

Chocolate anti-envejecimiento.

El cacao tiene grandes beneficios antioxidantes, lo que evita la liberación de radicales libres y el daño celular, regenerando la piel, es idóneo para el rejuvenecimiento de la piel.

Modo de empleo:  Hacemos una mascarilla mezclando unas onzas deshechas con una cucharada de miel y otra de crema: el cacao aportará antioxidantes, la crema hidratará y la miel suavizará el rostro. La aplicamos sobre el rostro durante 20 minutos y después retiraremos con abundante agua.

(Quizás sea el único uso que conocemos para el chocolate, que no engorde…)

 

Mayonesa para un cabello hidratado y sedoso.

Cuando el cabello pierdre brillo y presenta sequedad, el mejor remedio no es otro que la mayonesa. Este aderezo es idóneo para combatir el pelo reseco debido a sus componentes: el huevo aporta suavidad y el aceite de oliva es un potente hidratante natural.

Modo de empleo:  Aplica sobre el cabello humedecido en agua caliente. Una vez cubierta toda la melena, se debe dejar actuar durante 20 minutos (se recomienda recoger todo el cabello dentro de un gorro). El calor del agua abrirá el poro y permitirá que la mayonesa penetre mejor al pelo y lo hidrate, dejándolo más sedoso que nunca.

(Light, con más sabor, eso lo dejamos a vuestro gusto…)

 

Aceite de Oliva como hidratante natural.

Poco hay que explicar del llamado “oro líquido de la gastronomía”. Está considerado uno de los hidratantes naturales más efectivos que existen y, gracias a sus propiedades, tiene una gran capacidad para reparar los tejidos dañados de la piel.

Contiene ácidos grasos naturales y un alto aporte en Vitaminas A, E y K, lo que lo convierten en un activo ideal para combatir el envejecimiento prematuro.

 

Té para bolsas y ojeras.

Beber té es ideal para el organismo ya que aporta beneficios diuréticos, antioxidantes o adelgazantes, según si se toma verde, rojo o negro. Pero más allá de ser saludable por dentro, también lo es por fuera. 

Esto se debe a sus propiedades. Por una parte, el té contiene antioxidantes que controlan los radicales libres que provocan las arrugas. Por otra, la teína activa la circulación de la sangre y regula los vasos sanguíneos, evitando así la hinchazón de la dermis.

Modo de empleo: Aplica una bolsita de té en cada uno de los ojos es ideal para combatir bolsas y ojeras.

(Aquí no se tira nada..)

 

Exfoliar con Azúcar moreno.

Aprovecha los granos del azúcar moreno, más grueso que el refinado o blanco, para usarlos como un potente exfoliante para la piel. Su textura es idónea para eliminar impurezas sin dañar la dermis. Además, también es beneficioso por su acción antioxidante, ya que contiene Vitamina B.

Modo de empleo: Hay dos métodos válidos. Una opción es mezclar 1/4 de una taza de azúcar con 3 cucharadas de aceite de oliva para aportar hidratación.

También se pueden mezclar dos cucharadas de azúcar con el jugo de medio limón, en este caso ideal para aclarar la piel y nutrirla de minerales.

 

Clara de huevo contra los puntos negros.

La clara de huevo es ideal para eliminar los puntos negros del rostro. Para ello, primero se debe limpiar el cutis y después aplicar por toda la tez una buena capa de clara. A continuación se debe colocar un pañuelo de papel, tipo Kleenex, sobre la ‘mascarilla’ y luego una nueva capa de clara sobre ella.

Se debe actuar sobre la piel hasta que esta ‘masa’ se endurezca y, luego, retirarla tirando suavemente de arriba abajo. ¿El resultado? Se purifican y limpian los poros, sin necesidad de tener que apretarlos con los dedos y dejar marcas.

(Aquí lo más difícil es separar la clara de la yema…)

 

La Coca-Cola para dar volúmen a tu cabello.

Es uno de los refrescos más famosos del mundo, y ahora será el truco de belleza favorito de muchas mujeres. La Coca-Cola ya no solo se bebe, sino que también será un potenente aliado en la ducha y, especialmente, para el cabello. Aporta volumen y sirve para ondular el cabello, tal como confesó la actriz Suki Waterhouse.

Durante el estreno de la película Insurgente en Londres, la joven respondió a la clásica pregunta de “¿cómo te cuidas el cabello?” apuntando que “a veces me aclaro el pelo con Coca Cola. No me gusta cómo queda lavado, es muy fino y sin fuerza, y con esto consigo que se enrede, como si me hubiera ido al Amazona o algo así”.

(En Asturias somos más de Pepsi…)

 

Para gustos….

 

Todos estas recomendaciones son sólo eso; aconsejamos un uso responsable de los alimentos, sobretodo del chocolate… Si pruebass algún remedio, puedes compartir la experiencia con nosotros como comentarios en esta página o en nuestro facebook de Caléndula.

Nos hemos ayudado en lavanguardia.com y las imágenes son de Getty images.
Publicado el

Hoy probamos… Mascarilla Nutritiva Facial.

Mascarilla Nutritiva Facial de Natural Carol.

 

Mascarilla Nutritiva facial

Hoy vamos a probar uno de los nuevos productos que tenemos en Caléndula: la Mascarilla Nutritiva Facial, indicada para pieles secas. Si fuéramos expertos diríamos que estamos haciendo un Review, pero de momento se va a quedar en un “Hoy probamos”. Si os gusta haremos haciendo más cositas con productos que tenemos en tienda.

La prueba de hoy es con la Mascarilla Nutritiva Facial de Natural Carol, nuestro laboratorio de cosmética natural ecológica, con certificado Bio Inspecta y avalado por Vida Sana. Os vamos a poner en antecedentes con esta mascarilla: está formulada con ingredientes naturales y vegetales como el Ginkgo Biloba,  Camomila o Aloe Vera.  Estos ingredientes son los que le aportan cualidades acondicionadoras, antioxidantes, humectantes y suavizantes. Estaría indicada para todo tipo de pieles pero al ser nutritiva la aconsejamos para pieles secas o mixtas. Tiene un 45% de ingredientes procedente de cultivo ecológico.

Con una aplicación semanal, sus 45 ml. nos pueden ser útiles durante 3 meses aproximadamente.

 

Composición y certificados.

Rutina semanal.

No son productos agresivos, y después de haberla probado, podemos deciros que se puede utilizar una vez por semana. Nosotros lo hicimos un domingo de esos que tenemos para dedicarnos un poco de tiempo.

Empezamos desmaquillando el rostro con nuestra Espuma facial limpiadorasobre un disco humedecido aplicamos un poco de esta espuma y extendemos por todo el rostro. Estamos encantados con este producto, no escuecen los ojos, a diferencia de otros desmaquillantes bifásicos, con los que notábamos un escozor momentáneo y no podíamos abrir los ojos inmediatamente. 

A continuación, y si tenemos la piel algo grasa, aconsejamos una exfoliación suave o lavarnos con una esponja Konjac y un jabón exfoliante. Nosotros hemos utilizado el Exfoliante Facial Oliva, del mismo laboratorio, formulado a base de Aceite de Oliva y Aguacate.

Después de la exfoliación hemos aplicado en el dorso de la mano una dosis del tamaño de un garbanzo. Es bastante fluida, de un color natural, beige claro, y el olor es como todos los productos de cosmética natural y ecológica. Al no contener fragancias ni “parfum”, adopta un olor neutro, sin destacar nada en especial. 

 

La mascarilla es absorbida por la piel, no se endurece ni cuartea.

 

 

Aplicación. 

La aplicamos sobre el rostro (al ser tan fluida no es necesario humedecer la cara antes) y es como aplicar una crema facial, se extiende muy bien, creímos que iba a ser poca cantidad y aplicamos algo más, pero nos lo podíamos haber ahorrado.

No se endurece ni cuartea. La piel parece que la absorbe y si nos tocamos la cara, la notamos lisa y fina. No hay sensación de tirantez ni nada parecido.

Pasados 15 minutos la hemos retirado con agua tibia y entonces sí que se nota el producto sobre la piel. Se retira fácilmente y percibimos un frescor en la piel muy agradable. Al tacto nos queda muy lisa y suave y una sensación de ligereza, una limpieza facial a fondo que nutre y revitaliza nuestra piel.

Para acabar, hemos procedido a aplicarnos un tónico facial para cerrar un poco el poro, en este caso de Aloe Vera y nuestra Crema Nutritiva, ideal como crema de día y de noche.

Recomendamos:

-Una vez por semana.

-Exfoliar el rostro antes de aplicar la mascarilla.

-Evita la zona del contorno de los ojos y el labio superior.

-Es preferible hacerlo por la tarde o noche. Si lo haces por la mañana no olvides nunca aplicar crema de protección solar.

Ya nos dirás si ha servido esta experiencia para que te atrevas a probar nuestros productos. Esperamos vuestros comentarios y experiencias.

Para todo lo demás… ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

El pH ácido de nuestra piel.

¿Qué es el pH?

ph
El pH medio de nuestra piel es de 4,7

El pH mide el grado de acidez de una sustancia. Partimos de un pH neutro con valor 7, que sería el pH del agua pura (en Europa, el agua del grifo tiene un valor de 8).

Nuestra piel, con dos metros cuadrados de extensión, es el órgano más grande del cuerpo. Es la primera barrera con la que el organismo se protege de los agentes externos, impidiendo que virus, bacterias nocivas y ácaros penetren en nuestro cuerpo.

También ejerce una función clave en el control de la temperatura del cuerpo y en la eliminación de toxinas. Una de las capas de la piel está compuesta en parte por lípidos que son ligeramente ácidos, lo que dificulta que gérmenes, microorganismos u otros parásitos puedan atravesarla.

Las sustancias con pH menor de 7 son ácidas y las mayores de 7 son alcalinas. Hasta hace unos años se creía que el pH medio de la piel era de 5,5. Los científicos pensaban que oscilaba en función de las zonas del cuerpo o si se medía en hombres (más bajo) o en mujeres (más alto).
Sin embargo, un estudio publicado en International Journal of Cosmetic Science (H. Lambers et al., 2006, vol. 28) demuestra que, en promedio, el pH de la piel se sitúa en 4,7, es decir, en niveles más ácidos de los esperados.

¿Es beneficioso para nosotros una piel ácida?

El Prurito se da en pieles con niveles de pH más altos.

Los niveles ácidos del pH influyen en el correcto desarrollo de flora de la piel, compuesta por microorganismos con los que convivimos en armonía. En la piel viven muchos billones de bacterias de mil especies distintas, así como numerosos hongos y levaduras. Esta microflora, que sirve también para estimular al sistema inmunitario, es la responsable de los olores corporales.

La piel proporciona lípidos, minerales y proteínas a estos microorganismos, fortaleciendo la primera línea defensiva del cuerpo humano (el manto ácido) y evitando la invasión de bacterias nocivas. Valores más altos de pH, (menos ácidos), están asociados con enfermedades como la dermatitis atópica, la dermatitis irritativa de contacto, el acné o la ictiosis.

“Lavarse en exceso no es bueno para nuestra piel.”

El pH de nuestra piel se ve alterado con sólo lavarnos, ya que el agua tiene un pH 7-8, y la piel tarda un par de horas en recuperar el nivel óptimo, generando mas ácido. 
Una piel demasiado ácida tiende a ser seca, y una piel mas alcalina es propensa a dermatitis, prurito o acné, debido a un exceso de grasa.
Ahora entenderéis por qué somos propensos a coger infecciones en vestuarios o gimnasios: si aumenta la acidez de la piel queda expuesta a hongos, bacterias, etc., que con el poro abierto por la ducha es un “pasen, pasen” a las bacterias.
Y en cuanto a las personas mayores, cuando nacemos nuestro pH está cercano al 7 y va disminuyendo con la edad. Pero en la vejez aumenta el pH, ya que la piel no tiene ese poder regenerador tan intenso y si abusamos del agua la hacemos mas alcalina aún, poniendo en riesgo el manto ácido.

Por último, os recomendamos conocer bien nuestro tipo de piel, utilizar los productos adecuados para ella y no caer en los extremos: lavarse mucho puede tan perjudicial como no lavarse…

Un saludo a todos y… ¡Nos olemos en Caléndula!

(Nos hemos ayudado de elblogdelapielsana en nuestra redacción, imagen de prurito: .dbdermatologiabarcelona, piel: quieroserpositivo)