Publicado el

Abusar del maquillaje tiene sus riesgos.

Abusar del maquillaje puede ocasionar problemas.

Maquillaje con sentido.

El uso inadecuado o excesivo del maquillaje puede ocasionar numerosos problemas en la piel: dermatitis, escamación, sequedad o enrojecimiento pueden ser algunos de los síntomas. Uno de los factores en cualquier tipo de alergia o reacción cutánea a los productos cosméticos suelen ser los conservantes y las fragancias añadidas. Si eres de las que tiene una piel atópica, deberías minimizar su uso o utilizar productos adaptados a tu piel, que limitan en su composición este tipo de componentes.

Recordad que bajo el término “perfume” en cualquier producto, debido a una normativa demasiado flexible, se pueden esconder muchos alérgenos y sustancias que pueden provocar o acentuar alergias y otros problemas dermatológicos.

Otra de los motivos de la aparición de reacciones adversas puede ser una mala utilización del maquillaje. Productos caducados o contaminados por estar mal cerrados, mal almacenados o por aplicarlos en zonas para las que no está indicado (que también pasa…)

¿Alergia o intolerancia

Cuando notamos cualquier tipo de irritación, inflamación, descamación o sequedad en nuestra piel puede que sea la señal para dejar de usar ese producto. Si cambiamos de marca y esa reacción persiste, lo más probable es que tengamos algún tipo de alergia a algún componente cosmético.

Si tenemos una piel excesivamente sensible, cualquier producto cosmético puede ser el causante. No hablaríamos de una alergia al maquillaje si no de intolerancia.

Ante esta situación, lo primero será ponerse en manos de especialistas. Ellos serán los que nos faciliten el tratamiento adecuado para aliviar los síntomas de la dermatitis. Suelen ser corticoides tópicos para bajar la inflamación, antihistamínicos para aliviar el picor. Y no descartéis algún producto natural.

 

Limpia tus brochas.

La limpieza de tus brochas y pinceles es un factor importantísimo para una aplicación adecuada y, sobretodo, para evitar problemas de higiene. Manteniendo las brochas limpias evitaremos que sean un foco de infección y una guarida para los gérmenes. Además de lograr una acabado perfecto de nuestro maquillaje.

  • Es muy importante que limpies tus brochas con agua tibia. El agua fría no limpiará del todo el pincel. A continuación aplica un poco de champú que tenga el pH neutro, el de bebé puede valer también.
  • Pon unas gotas de champú en la palma de la mano y frota la brocha haciendo círculos y siempre con el pelo de la brocha hacia abajo. Así evitaremos que se moje el mango y la virola (pieza metálica que fija los pelos al mango)
  • Aclara con abundante agua realizando el mismo movimiento circular. Repite la limpieza y el enjuague 2 ó 3 veces.
  • Para secar la brocha evita ponerla hacia arriba, ponla tumbada encima de una toalla limpia o un paño que absorva el agua.
  • Deberías realizar la limpieza de tus pinceles 2 veces por semana si los utilizas a diario.

Y con estos consejos para limpiar vuestro “instrumental” nos despedimos por hoy. Esperamos que os sean útiles todas nuestras recomendaciones y…¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Consecuencias de no desmaquillarse: Acné cosmético.

¿Por qué aparece el llamado “Acné cosmético”?

Acné cosmético

El Acné cosmético es una de las consecuencias que podemos sufrir en nuestro rostro si no hacemos una correcta limpieza diaria. Os vamos a contar lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer. ¿Te quedas con nosotros? ¡Genial!

A lo largo de la jornada, el rostro acumula suciedad, grasas y otros residuos debido a la polución o a los recintos que frecuentamos, tanto de trabajo como de ocio. A todo esto hay que añadirle los cosméticos que aplicamos en nuestro rostro, convirtiendo al cutis en un perfecto nido de bacterias.

Por esta razón es tan importante el hecho de lavarse la cara y desmaquillarse antes de irnos a la cama, cada día. De lo contrario podemos fomentar la aparición de enfermedades cutáneas o empeorar las que ya padecemos.

Cuando nos desmaquillamos, a parte de eliminar suciedad, estamos oxigenando la piel, permitiendo una perfecta transpiración y liberando al poro de toxinas. No hacerlo sería propiciar la aparición de enfermedades como la cuperosis, el acné rosácea o la dermatitis atópica, entre otras. Quizás la más común y la primera señal de todas estas enfermedades sea el Acné cosmético.

Los componentes oleosos de algunos productos de cosméticos, sobretodo maquillaje, hacen que se obstruyan los poros, en concreto la unidad pilosebácea de nuestra piel.

¿Qué hacemos cuando aparecen granitos?… ¡Los tapamos con más maquillaje! Para camuflar las imperfecciones tendemos a aplicar más maquillaje, agravando más el problema. Y sucede aún aplicando productos “no – comedogénicos” (productos que no obstruyen el poro, impidiendo la formación de comedones o espinillas).

Aunque es más frecuente que aparezcan con productos cosméticos de textura grasa y si, sobre todo, no se eliminan del rostro al final del día.

Otras patologías.

espuma-facial
Nuestra elección para desmaquillarte.

Gran cantidad de productos cosméticos contienen sustancias químicas que pueden provocar irritación o alergia cuando están en contacto con la piel, sobre todo tras un uso continuado. Dermatitis de contacto, irritativa o alérgica son algunas de las dolencias más comunes y sus síntomas son rojeces, descamación y a veces hinchazón.

La elección del maquillaje adecuado y, sobre todo, retirarlo correctamente es esencial para que estos efectos secundarios no aparezcan.

Como ya os contamos en una entrada anterior, no somos partidarios de toallitas desmaquillantes, ya que arrastran la suciedad sin eliminarla por completo, Pinchando aquí  podrás recordar nuestro artículo.


En cuanto al ritual de belleza correcto, los pasos son sencillos y los productos variados:

-Desmaquillante específico de cara, ojos y labios: leche desmaquillante, gel o espuma limpiadora

-Tónico para cerrar el poro, agua de rosas o agua miscelar.

-Sérum o aceite natural, que aporte los nutrientes necesarios

-Crema adecuada al tipo de piel.

En la entrada “Llegar a los cuarenta con una piel perfecta” os damos consejos sobre el ritual para cada tipo de piel. Te va a gustar recordarla.

Esperamos que esta información evite que sufras alguna de las patologías de las que hemos hablado. Para todo lo demás, ya sabes… ¡Nos olemos en Caléndula!

Si quieres compartir, para eso hemos puesto estos botones tan bonitos aquí abajo.. todo tuyo.