Publicado el

Aceite esencial, el jardín dentro de un frasco.

El poder del aceite esencial.

En un frasco de aceite esencial está concentrado todo el poder de miles de flores. No puede haber nada más puro y a la vez sencillo. Imagina un inmenso jardín de rosas, 4.000 kilos de pétalos. Después de destilarlos obtendremos 1 litro de aceite esencial de rosas, una hectárea completa de rosales en una simple botella.

A continuación os vamos a mostrar algunas curiosidades y usos, fáciles de aplicar siempre y cuando tengamos el aceite esencial a mano.

Os recordamos, que no son recetas médicas, ni pócimas mágicas. Compartimos con vosotros las propiedades y efectos que puede tener el aceite esencial en el estado de ánimo, dejando a un lado el aspecto cosmético y destacando el aspecto más holístico: la fusión de cuerpo y mente, el “Todo”.

Algunos ejemplos.

Romero: Desde tiempos inmemoriales, las civilizaciones han otorgado a esta planta poderes curativos. Ha sido símbolo de la alegría y la felicidad. Destaca por el efecto estimulante que ejerce sobre la mente. Con unas simples gotas en las muñecas, las sienes o en un pañuelo te facilitará la concentración, aportándote una buena dosis de energía natural.

Romero

Menta: Ante situaciones traumáticas o de bloqueo mental, cuando sientas aturdimiento, estés en shock o te sientas abatido, respirar directamente del frasquito o aplicar unas gotas en un pañuelo te ayudarán a ver el futuro mucho más claro. Te liberará de esas ideas negativas que te impiden avanzar.

Manzanilla: Ayuda a conciliar el sueño, por su efecto calmante. Antes de dormir o cuando nos enfrentemos a una situación difícil, unas gotas en las sienes o la nuca nos ayudaran a relajarnos, reduciendo la ansiedad y liberando la ira acumulada. Con el aceite esencial de Cedro obtendremos los mismos resultados.

Lavanda: Uno de los más conocidos y utilizados.  Del latín Lavare, el aceite esencial de lavanda no solo nos ayuda a la limpieza física de nuestro cuerpo, sino también a la mente y el alma. Ayuda a que podamos superar los problemas cotidianos. 

Menta

Ylang Ylang: Al inhalar su aroma estás favoreciendo la circulación sanguínea y reduciendo la presión arterial. Estimulante y con propiedades afrodisíacas (habrá quien crea que sí y quien diga que no..). Es muy útil para combatir la ira y el estrés. Se puede aplicar por vía tópica en pies, muñecas, espalda, o mediante difusores ambientales.

Cítricos: Antidepresivos, revitalizantes, energizantes. Hay muchos estudios de universidades (la de Mei en Japón, por ejemplo) en los que se ha comprobado que pacientes tratados con el aceite esencial de algún cítrico, naranja en este caso, ayudaron a reducir la toma de antidepresivos en sus tratamientos.

Recuerda.

El jengibre, la albahaca, la canela, el romero, menta, eucalipto, limón o naranja son los aceites esenciales que nos van a ayudar a subir esos niveles bajos de energía en nuestro día a día. Siempre con cautela ya que no debes olvidar que son sustancias muy concentradas y si abusamos puede dañar nuestra piel (si aplicar a mucha superficie de tu cuerpo, mejor diluidos)

Y recuerda, cuando inhalamos el aroma de una molécula de cualquier aceite esencial, ese aceite no sabe si emana de la planta o de un frasco oscuro. Cierra los ojos y dime si no estás oliendo directamente de la planta….

Gracias por tu atención, esperamos que sea de tu ayuda y para todo lo demás…. ¡Nos olemos en Caléndula!

Esta entrada habría sido imposible realizarla sin la ayuda de aromaesencias.com y su autora Anna Vijo.

 

Publicado el

Beneficios del Agua de Hamamelis.

¿Qué es el Hamamelis?

Aspecto del hamamelis

El Hamamelis es un arbusto perenne originario de América del Norte, puede alcanzar los 7 metros de altura.

 

Sus hojas contienen flavonoides y taninos, que son unos principios activos muy interesantes en el tratamiento, por ejemplo, de los trastornos circulatorios.

Los taninos ejercen una acción venotónica, que ayuda a la contracción de los vasos sanguíneos, los capilares y las venas, favoreciendo así el flujo de la sangre.

En lo que se refiere a los flavonoides, éstos ejercen una acción vitamínica P que es capaz de aumentar la resistencia de las pequeñas venas y capilares, y en una disminución de la permeabilidad capilar, que es responsable de la inflamación y el edema.

Y ahora que ya sabemos qué es el hamamelis y cuales son sus principios activos, vamos a explicaros algunos beneficios.

 

Beneficios del agua de hamamelis.

  • Astringente y antiinflamatorio: Astringente es cualquier producto que tenga la capacidad de contraer los tejidos corporales, de ahí que sea muy utilizado en la piel para mejorar su aspecto.
  • Varices: Debido a sus propiedades antiinflamatorias, es utilizada para aliviar la pesadez y la inflamación de las varices. ¿Cómo? Muy fácil: aplica compresas empapadas en agua de hamamelis sobre la zona afectada y la dejas descansar durante toda la noche, verás como el tiempo, esas varices inflamadas y la sensación de pesadez desaparecen.
  • Cuidado de la piel: Regula el pH de la piel (mixta/grasa), con tendencia al acné, aplicándola a modo de tónico, por las noches después de desmaquillar o por las mañanas despues de lavarnos la cara.
  • Humectante natural: Puedes utilizarla después de la depilación para calmar y evitar la irritación.
  • Alivia quemaduras leves del sol: Aplica agua de hamamelis en la zona afectada y deja actuar. Calmará y desinflamará esas rojeces producidas por una mala protección solar.
  • Antibacteriana: Combate las bacterias presentes en nuestro cutis, que pueden provocar la aparición de acné. Aplicamos con un algodón la zona afectada.
  • Dermatitis, picaduras de insecto o irritaciones: Muy útil para combatirs las urticarias, sarpullidos o irritaciones provocadas por roces en la piel, o picaduras de insectos.
  • Cuperosis: Esos pequeños capilares que cuando se dilatan forman como una telilla de araña, de color rojizo y que con el agua de hamamelis y su acción venotónica podrás combatir con resultados fabulosos.

Creo que por beneficios y propiedades no será. El hamamemils es utilizado desde hace muchos, muchos cientos de años. En este artículo nos hemos limitado a comentaros los beneficios cosméticos. Para uso interno siempre os recomendamos que consultéis a un especialsta, ya que el hamamelis puede resultar tóxico al ingerir.

Esperamos que os sea útil nuestros consejos, que compartas en tus redes sociales si lo quieres tener a mano y para todo lo demás… ¡Nos olemos en Caléndula!

Para realizar este artículo me he apoyado en Catlwalk  y la imagen de cabecera es de xuite.net 
Publicado el

La Aromaterapia como terapia alternativa.

Aromaterapia. ¿En qué consiste?aromaterapia

La Aromaterapia es una terapia alternativa a la medicina tradicional, que no la sustituye pero la complementa.

Emplea aceites esenciales que se extraen de plantas, flores, cortezas o hierbas y se pueden inhalar, aplicar directamente en la piel, ingerir o añadir al agua del baño. Aportando un beneficio no sólo físico, si no también psicológico, en busca de la perfecta armonía.

Un poco de historia.

Nos tendríamos que remontar a la antigua China, allá por el 4.500 a. de C. donde ya se empleaban aceites con fines terapéuticos, los egipcios los utilizaban para embalsamar (como ves, había poco de terapia..). Y en la Grecia antigua, grandes médicos como Hipócrates o Galeno empleaban hierbas aromáticas y aceites esenciales para tratar a sus pacientes.

En la Europa medieval, las hierbas y aceites solían utilizarse para combatir enfermedades, y en la época del Renacimiento, la reina Isabel I de Inglaterra apoyó su uso.

Sin embargo, la aromaterapia médica, considerada como el estudio de la farmacología y la química de los aceites esenciales es más reciente, no por ello deja de tener muchos adeptos.

En algunos países como Francia y el Reino Unido la han incorporado en sus sistemas de medicina oficial o tradicional.

Beneficios.

Dependiendo del tipo de aceite que usemos y  la forma de propagación o aplicación, la aromaterapia puede tener múltiples beneficios.
Y en combinación con el tacto en forma de masajes, puede ser mucho más beneficioso, reforzando sus efectos.

Si tenemos que enumerar beneficios físicos, la aromaterapia puede tener propiedades analgésicas, antibióticas, antisépticas, astringentes, sedantes, expectorantes y diuréticas.

También puede tratar una amplia gama de síntomas y condiciones físicas como los malestares gastrointestinales, las condiciones de la piel, dolor menstrual y las irregularidades, las condiciones relacionadas con el estrés, trastornos del estado de ánimo, problemas circulatorios o infecciones respiratorias entre otras.

En cuanto a beneficios psicológicos,  la volatilidad de algunos aceites o la facilidad con la que se evaporan en el aire tiene un efecto calmante que facilita la relajación o revitalizante y energético.

 

Métodos de aplicación.

Masaje. Los aceites esenciales deben ir siempre diluidos en un aceite base, de origen vegetal, ya que son aceites muy concentrados y pueden provocar alguna reacción alérgica o irritación. estos aceites vegetales pueden ser, entre otros, de almendras dulces, aguacate, jojoba, germen de trigo, oliva. Y la proporción puede ir del 2 al 10%, dependiendo del tipo de aceite esencial. Algunos aceites pueden ser utilizados en concentraciones más altas, y otros deben diluirse aún más para un uso seguro y eficaz.

Como siempre, recomendamos consultar a especialistas para evitar un uso indebido.

Baño. Un baño con agua tibia que contengan aceites esenciales tiene un efecto de relajación. Cuando se usa en un baño, el agua debe estar tibia y nunca caliente para frenarla rápida evaporación del aceite. Si añades un poco de música relajante y alguna vela crearás un ambiente ideal para desconectar del “mundanal ruido”.

Cataplasmas (frías o calientes). Se emplean para afecciones físicas, especialmente para problemas de la piel, y para tratar dolores musculares. Igualmente, se pueden mezclar con cremas o lociones.

Aceite esencial Geranio
Aceite esencial Geranio

Inhalación Seguramente es el método más básico para la administración de la aromaterapia, ya sea de forma directa o indirectamente. Unas gotas de aceite esencial en un pañuelo e inhalar suavemente sería de lo más sencillo. ¿No?

Una pequeña cantidad de esencial de aceite también pueden añadirse a un tazón de agua caliente y utilizarse como un tratamiento de vapor. También puede usarse difusores añadiendo unas del aceite seleccionado en la parte superior de un difusor mezclado con agua o con otro aceite (almendras dulces) para retardar más la evaporación.

Y por último, el método de uso interno, del que no vamos a tratar porque no estamos capacitados para ello. Nuestro laboratorio de confianza nos indica que se pueden ingerir todos los que ellos trabajan excepto el AE de Mirra. Pero, como siempre recordamos, es mejor ponerse en manos de especialistas y no jugar con estos temas.

Y hasta aquí esta pequeña introducción sobre el apasionado, e interminable tema de la aromaterapia. En próximos artículos os iremos contando cómo se extraen los AAEE y las propiedades de los más comunes.

Muchas gracias por llegar hasta aquí abajo y… ¡Nos olemos en Caléndula!

Habría resultado imposible realizar esta entrada sin la ayuda de la página  de remediospopulares y las imágenes de Pixabay