Publicado el

¿Es el precio de la Cosmética un engaño?

El precio de la Cosmética depende de…

 

¿Cosmética a cualquier precio?

 

¿Qué precio en cosmética estarías dispuesto a pagar por una crema? Para nosotros dependería del resultado, si es bueno no importa el precio. Pero si no obtienes un buen resultado, sería un timo.

Depende de muchas factores el precio de las cremas, pero lo que nos debería convencer es el resultado. Es verdad que, ante una situación económica complicada, no todos podemos permitirnos utilizar cosméticos de 200 €. De hecho, creo que aunque nos fuera muy, muy, muy bien la cosa, tampoco me gastaría ese dineral (pero eso es un tema más personal).

Nuestra experiencia.

Cuando brotó la idea de Caléndula, teníamos claro que queríamos tratar productos que utilizaríamos nosotros. Y ahí entraban muchos conceptos: que no fueran excesivamente caros; que fuesen marcas nacionales, para que el gasto revirtiera en nuestro entorno; que no fueran grandes marcas o laboratorios; que fuera natural y lo más ecológico posible, para contribuir a un Mundo más sostenible, o que tuvieran resultados óptimos.

La verdad es que éste último punto fue el más difícil, ya que no había tiempo para comprobar los resultados de los productos . Y sobre la propia experiencia, el contacto con los responsables de los laboratorios y nuestro humilde aprendizaje, (sumado a la experiencia de nuestros clientes) hemos ido creando toda la gama de productos que comercializamos actualmente.

No todo han sido aciertos, ha habido algún producto que, sin ser dañino ni malo, lo hemos dejado de traer porque no cumplía algún requisito: contenía parafinas, aceites minerales, o aceite de Palma, y que hemos descubierto una vez leída la etiqueta de ingredientes. Con la cosmética certificada esto no pasa, dejan claramente el INCI a la vista y puedes comprobar el origen de cada ingrediente en su catálogo comercial.

Ha habido otros casos en el que, por ofrecer bonitos lotes para campañas específicas, hemos contactado con comerciales que nos han visitado. No voy a dar nombres de marcas pero, a pesar de remarcarles que era muy importante la procedencia del producto, han hecho largos viajes desde Cantabría, Galicia, Castilla y León para nada. Porque detrás de un bonito envoltorio se escondía la etiqueta de “Importado por **** de  R.P.C.” (El Made in China de toda la vida).

Descartamos los extremos.

No sé a vosotros, pero a nosotros no nos ha hecho falta poner una tienda de cosmética para saber que una crema facial no puede valer 3 €. Lo que sí hemos comprobado es que una frasco de cristal con su etiqueta y precinto, una caja de cartón, su papelito en 4 idiomas con las indicaciones, ya se lleva (como mínimo) la mitad de esos 3 €. Entonces el contenido del frasco, el producto ¿cuánto cuesta?

Me cuesta pensar que una crema facial tenga un coste de 1 euro, que contenga principios activos de primera categoría, productos naturales, sin alérgenos, parabenos, con su certificación y trabajo de investigación detrás. 

Nosotros a eso le llamamos timo. Y el fraude viene cuando no obtienes los resultados que publicitan, así que descastamos marcas Low Cost no creíbles, por mucho que alguna “celebrity” lo promocione en su Instagram, hablando de los fabulosos resultados, o alguna bloguera acuda a la llamada diciendo lo bien que le funciona. Puede irte bien, pero no significa que cumpla con lo que promete, o que sea beneficioso a largo plazo.

Como ya os contamos en uno de los primeros artículos de este blog, en la Cosmética natural “no todo el campo es orégano” .

Ya hemos descartado el extremo por abajo, ahora os vamos a hablar del extremo por arriba. 

Las grandes empresas gastan 250 veces más en marketing que en investigación. Lo que les interesa es que grandes estrellas anuncien sus lociones. Después te hablan de cremas con ADN, células madre, saponina, polvo de oro, caviar, baba de caracol, diamante. Nos están diciendo que si la piel absorve esos “principios activos”, vamos a tener un beneficio…

Quieren hacernos creer que realizan investigación de vanguardia. Pero sus estudios no se publican en revistas científicas, ni pasan los mínimos criterios que requiere el método científico. Para ser aprobados, sólo tienen que demostrar que no son perjudiciales para la salud. Un medicamento, además, debería demostrar que funciona. ¿Ves la diferencia?

Compra emocional.

En el extremo alto entran otros condicionantes: “Si lo tengo me lo gasto”, “si es más caro, por algo será”, “es que lo usa fulanita y mira qué joven está”. No entramos en si está bien o mal, ni vamos a criticar a quien lo haga. Pero quieren que caigamos en la Compra emocional

Un estudio de la Universidad del País Vasco, titulado ¿Compramos cosméticos porque son útiles o porque nos hacen sentir mejor?, señalaba que las razones emocionales pesaban más que los efectos.

El estudio se llevó a cabo con 355 mujeres. ¿Las conclusiones? La sensorialidad de una crema, cómo nos hace sentir, la campaña publicitaria, el mensaje de placer y la modelo del anuncio, son los factores que inducen a la compra. Por encima incluso de los datos de reducción de arrugas. Eso puede explicar la compra de los productos más caros.

Otra opción que nos queda es hacerlo en casa, Cosmética casera. En esta opción, lo que vamos a tener seguro es la procedencia de los ingredientes, porque los vamos a elegir nosotros. También vamos a tener la satisfacción de hacerlo nosotros mismos, pero recuerda que será para uso propio. Si lo comercializas vas a caer en unos cuantos “delitos”. Ante cualquier problema, te pueden reclamar algún tipo de responsabilidad de la que, igual, no puedes responder. Está muy bien que a nivel amateur pruebes fórmulas o productos, pero ten cuidado. Ya sabemos que en internet hay de todo…

 


Debes tener en cuenta que tampoco es barato. Requiere de un equipamiento que cuesta recopilar. Disponer de básculas y probetas es fácil, pero si entramos en los diferentes componentes, guantes, aceites esenciales, vegetales y todo lo que requiere hacer una simple crema, puede resultar costoso.

Además, si son productos naturales, debes tener en cuenta la fecha de caducidad, el tiempo corre..

 

Conclusiones.

Nos gustaría que las conclusiones las saquéis vosotros, pero os comentamos las nuestras y a ver si coincidimos.

  • Entre una crema de 200€ y una crema de 25€ no hay tanta diferencia.
  • Huye de las modas artificiales, lo natural perdura tras siglos de existencia.
  • Descarta cremas que, por su precio, puedan ser “sospechosas”.
  • No gastes más de 50€ en una crema.
  • Lee la etiqueta con el INCI o ingredientes.
  • Confía en el pequeño comercio y el pequeño laboratorio.
  • Apuesta por cosmética certificada, todos saldremos ganando.
  • Los experimentos con gaseosa, no con mi piel.

Podéis comentar vuestras propias conclusiones. Esperamos que te sea útil nuestro artículo, que lo compartas si lo deseas. Para todo lo demás…

¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Aceite de Coco: Propiedades y usos.

Aceite de Coco para casi todo.

El aceite de coco quizás sea uno de los mejores aliados que podemos encontrar en la naturaleza. Se le conocen cientos de utilidades, tanto para belleza como para uso interno (asegúrate que lo indique el frasco). Y no olvidaros de su agradable olor.

aceite-de-coco
El aceite de coco se extrae de su pulpa.

El mejor aceite de coco que podéis utilizar, es el que se extrae de la 1ª prensión en frío y con certificación Bio o de cultivo ecológico, del cocotero al frasco prácticamente. Y antes de explicarte algún uso vamos a contarte algo de su composición.

Composición.

El aceite de coco o la manteca de coco contiene más de un 90% de aceites saturados y se obtiene de la pulpa del coco. En su composición aparecen los ácidos fenólicos antioxidantes que nos protegen de los radicales libres y previenen de enfermedades cardiovasculares. El ácido láurico también actúa como antibacteriano.

Lo podrás ver en estado sólido o manteca, esto es debido a que a baja temperatura (por debajo de los 23 grados C) el aceite de coco solidifica. Para volver al estado líquido sólo es necesario calentarlo en la palma de la mano o al baño maría. Nunca en el microondas.

Propiedades.

Nos centramos en el uso cosmético, como hacemos siempre, aunque es muy utilizado para uso interno. En estos casos debemos hacer dos cosas: asegurarnos que el frasco indica que es para uso interno y seguir las pautas de un especialista.

A partir de ahí, vamos a indicaros algunas de sus propiedades:

  • Por sí solo, tiene un factor de protección solar 7.
  • Aporta brillo y luminosidad al cabello estropeado. Si tienes un cabello fino y graso, evita utilizar aceite de coco.
  • Combate la caspa y la seborrea del cuero cabelludo.
  • Es utilizado para eliminar piojos o liendres.
  • Aceite muy nutritivo que cuida de la salud de nuestra piel, evitando estrías y retrasando la aparición de las arrugas de expresión.
  • Puedes utilizarlo como desmaquillante. También para después de la depilación o el afeitado.
  • Tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas.
  • Ejerce una acción antiinflamatoria.
  • Evita la formación de placa dental y caries.
  • Combate la Candidiasis.

Algunos usos del aceite de coco.

Aceite vegetal Coco
Nuestro aceite de coco, Labiatae.

Podríamos titularlo “los mil usos del aceite de coco”, porque hay muchos trucos, pomadas, aceites de masaje, pasta de dientes, ungüentos para hidratar talones o codos, tratamientos capilares… Pero vamos a centrarnos en los más conocidos y a partir de ahí saldrán más aplicaciones. ¡Vamos! 

Bálsamo labial. Puedes utilizarlo para realizar tus bálsamos labiales o directamente sobre tus labios. Una piel muy fina y delicada que permanecerá nutrida por mucho tiempo y con un aroma muy besable….

Talones agrietados. “Operación sandalia”. Para que presenten un aspecto perfecto puedes aplicar aceite de coco en tus talones. Debido a su lenta absorción, es mejor que lo hagas por la noche antes de acostarte, y que utilices unos calcetines para intensificar su efecto y no manchar las sábanas.

Mascarilla capilar. Para cabellos gruesos y secos, el aceite de coco será el mejor aliado. Si tienes el cabello fino y graso no lo utilices. De media melena hacia las puntas puedes aplicar, mechón a mechón, el aceite de coco . Dejas actuar durante una media hora y lavas la melena, si ves que te queda muy graso vuelve a lavarla.

Antiestrías, antiarrugas. Para las estrías aporta una gran elasticidad a las zonas donde sufren más los cambios de peso: Abdomen, glúteos, brazos. También es un buen antiarrugas ya que es un antioxidante natural. Y al no obstruir el poro, está indicado para todo tipo de pieles.

Psoriasis. Está indicado para paliar los efectos de la enfermedad. Aplica aceite de coco cuando veas escamaciones, para ablandar placas o como antiinflamatorio cuando aparezcan erupciones.

Exfoliante corporal. Con aceite y azúcar moreno o sal tendrás un exfoliante perfecto, sencillo y siempre a mano. Receta que te regalo: La proporción es de 2 partes de aceite de coco y una de sal gorda o azúcar moreno. Calentamos al baño maría el aceite, vertemos el azúcar o la sal y removemos durante dos minutos (evitando que se deshaga en el aceite). Dejamos enfriar y aplicamos con un guante exfoliante.

Desmaquillante. No hay maquillaje al agua que se le resista. Además tendrás una piel hidratada y perfumada. Tan sólo aplica unas gotas en el algodón y pásalo por todo el rostro. No te olvides de las pestañas.

toallita-desmaquillante

Contra el acné. Al no obstruir el poro, ayuda a sacar la suciedad hacia el exterior, el ácido láurico es antibacteriano. Al ser el aceite de coco antiinflamatorio, ayuda a mejorar el aspecto de las posibles cicatrices que producen los granitos.

 

Sólo tenéis que buscar por internet alguna que otra receta o fórmula para las distintas aplicaciones que puede tener este aceite. Nosotros siempre os recomendamos que acudáis a un especialista, porque ya sabemos lo que pasa cuando se generaliza en las redes… no todo vale para todos.

Esperamos que te sea útil nuestro humilde artículo.

Para todo lo demás… ¡Nos olemos en Caléndula!

Para realizar nos hemos apoyado en blogs como mejorconsalud, ecoagricultor o enfemenino.