Precaución con los primeros rayos de Sol.

Rayos de sol
Evita las horas centrales del día para practicar deporte.

Con los primeros rayos de sol llega ese momento de ansiedad por coger, lo antes posible, ese tono de piel que tanto nos favorece. Pero no somos conscientes de que esta primera exposición solar es un impacto para la piel que ha permanecido oculta durante tantos meses. 

Debemos usar siempre protección solar, aunque tengamos la sensación que el Sol no “pica” lo suficiente: la inclinación y posición solar corresponde en Primavera a  finales de Agosto o Septiembre. Los rayos solares dañan y envejecen nuestra dermis y para evitarlo debemos utilizar protección solar y cremas faciales o corporales adecuadas.

Evitar la práctica del deporte en las horas centrales del día (de las 11 a las 18 horas aprox) y hacerlo siempre acompañado de líquidos y protección solar. Al sudar, nuestro cuerpo elimina toxinas, oxigenamos la piel y nuestro organismo en general. Alguna prenda para la cabeza siempre va bien.

Hidratarse a diario con litro y medio de agua como mínimo, son 6 o 8 vasos diarios que podemos beber sin problemas. De esta manera también hidratamos nuestra piel y prevenimos los puntos negros.

Llevar una dieta equilibrada, que aporte los nutrientes necesarios para el incremento de actividad que conlleva esos días más largos.

 

Nosotros, los paises mediterraneos, estamos acostumbrados a disfrutar del Sol desde la Primavera, y debemos hacer hincapié en la protección solar, diaria y siempre que salgamos a la calle, no bajar la guardia y así evitaremos el fotoenvejecimiento, las manchas y arrugas propias de la exposición solar. 

Protege tu piel y ayúdate con alguna prenda para la cabeza.

Pero no todo son inconvenientes porque aunque la radiación solar es una de las causas principales de cáncer cutáneo, tomar el sol, al menos un cuarto de hora ayuda a producir vitamina D y es un gran estímulo psicológico. Pero siempre que nuestra piel se exponga a rayos solares debemos protegernos; con sombreros, ropa (camisetas claras, pantalón largo), gafas de sol, y con cremas que contengan filtros solares fiables.

Si tenemos hijos adolescentes debemos concienciarles de la absoluta necesidad de protegerse del sol. ¡El bronceado rápido siempre tiene un riesgo! La exposición debe ser paulatina, no más de 20 minutos seguidos, preferiblemente en movimiento, y nunca al mediodía

En definitiva, para obtener un resultado óptimo en la utilización de un protector solar, es necesario seguir cuatro normas básicas:

-Aplicar el fotoprotector en casa antes de salir a dar el paseo por la ciudad, sentarse en las terrazas, etc.

-Hacerlo sobre la piel bien seca y luego ponernos el atuendo primaveral y/o maquillaje.

-Recuerda siempre aplicarlo 30 minutos antes de la exposición al sol.

-No escatimes en protección. Sé generoso con la cantidad que te aplicas y repetidas veces.

Esperamos que toda esta información os sirva de ayuda, para todo lo demás…

                                                    ¡Nos olemos en Caléndula!

Nos hemos ayudado de expobeautymagazine.com y las imágenes son de www.morguefile.com

Un comentario en “Llegan los primeros rayos de Sol.

  1. […] parecer recomendaciones muy semejantes a las que os dimos anteriormente con la llegada de los primeros rayos de Sol, pero el “Astro Rey” y sus consecuencias son las mismas y ahora os las hemos […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.