¿Aceites esenciales en la cocina?

aceites esenciales en la cocina

El uso de aceites esenciales en la cocina está cada día más extendido. Debes tener en cuenta algunos factores antes de utilizarlos.

Vamos a darte algunas pautas, cantidades a utilizar, aceites recomendables y nos vamos a ceñir a las recomendaciones de nuestro proveedor: Labiatae.

Un pequeño recordatorio.

 

Sobre los aceites esenciales ya os hablamos en este enlace, pero vamos a recordaros 4 cositas que debéis tener en cuenta.

Los aceites esenciales son extractos naturales extraídos de las plantas aromáticas. Son la esencia volátil que se extrae de esa planta mediante arrastre de vapor.

Es una sustancia extremadamente concentrada con la que debes tener cuidado, en cualquier tipo de uso: oral, tópico, etc.

Nunca debes utilizarlos sin diluir, son sustancias liposolubles y solo se disuelven sobre alguna materia viscosa o grasa: aceites vegetales, mantecas, miel, masa de repostería.

Debéis tener en cuenta el quimiotipo. No todos los aceites esenciales de eucalipto, por poner un ejemplo, son iguales y tienen las mismas propiedades. Para que lo entendáis, el quimiotipo es la defensa de la planta hacia los factores externos de donde se cultiva. El eucalipto cultivado en un entorno frío (viento, nieve, temperaturas bajo cero) no desarrolla las mismas defensas que en el que crece en una zona más cálida (falta de agua, calor extremo).

 

A tener en cuenta.

Los aceites esenciales en la cocina que os vamos a recomendar son los que están indicados por el laboratorio con el que trabajamos. Leyendo y leyendo vemos alguna contradicción o falta de información, como la utilización de algunos aceites.

Aquí van algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Deben ser de uso alimentario. Para ello, exige o utiliza solo los aceites esenciales que sean ecológicos, estén quimiotipados y tengan sello certificador. Así nos ahorraremos consumir pesticidas.
  • Utiliza aceites esenciales o esencias. Te recuerdo, como ejemplo, que la esencia de limón se extrae, por presión, de la cáscara del limón. De ahí la importancia de que esté libre de pesticidas. Y de eso solo puedes estar seguro si está certificado.
  • Proporciones adecuadas. Son sustancias muy concentradas y debes tenerlo en cuenta. Hemos leído mucho y vemos diferentes cantidades. Labiatae recomienda 1 o 2 gotas por cada 150 mg/ml de comida, zumo o infusión.

Una gota de aceite esencial de albahaca equivale a 10 gr de albahaca fresca.

  • Siempre diluidos. Nunca debes ingerirlos solos. No se disuelven en agua, así que deberás hacerlo en sustancias grasas o viscosas como aceites o mantecas. También en miel, alcohol, en la masa de cualquier pastel, bizcocho o crema.
  • Son muy volátiles. Los aceites esenciales en la cocina es mejor que los incorpores a última hora. Una vez acabada la cocción, fuera del fuego y removiendo bien para que se fusionen adecuadamente.
  • Ten cuidado con las cantidades. Respeta siempre las indicaciones que veas en las recetas. Si sospechas que hay exceso, baja la cantidad. 
  • Mira la etiqueta. Es lo más importante de todo. Debes asegurarte que el fabricante indique que es apto para uso alimentario, aromatizante alimentario, etc. Debes mirar que sea 100% puro, ecológico, y si encima está avalado por una certificación, mejor.
  • El paso de mirar la etiqueta te evitará tener que saber de todo sobre los diferentes quimiotipos. Debes saber que no todos los aceites esenciales son “comestibles”. Hay aceites esenciales que no son recomendables por su posible toxicidad en dosis elevadas, como los aceites esenciales ricos en cetonas (abortivas y neurotóxicas) o en fenoles (hepatotóxicos e irritantes de las mucosas). 

También debes seguir las recomendaciones del laboratorio en cuanto a personas sensibles en épocas determinadas, como pueden ser los bebés, las mujeres embarazadas o personas mayores.

Algunas sugerencias de uso.

Después de leer esto último, igual le has cogido un poco de miedo a la hora de utilizar aceites esenciales en la cocina. Tranquil@, si sigues las pequeñas pautas que te hemos dado no vas a tener ningún problema.

Te vamos a dar alguna sugerencia para que incorpores aceites esenciales en tu rutina diaria, de manera fácil y sencilla. A ver qué te parecen.

• Añadir una gota de esencia de mandarina en la compota de manzana justo antes de tomarla (una gota por cada ración individual).
• Añade una gota de esencia de limón, una gota de esencia de mandarina y una gota de esencia de naranja dulce a la ensalada de frutas.
• Para perfumar la miel, añadiremos 3 gotas de aceite esencial de lavanda.
• Disfruta de un yogurt natural con una gota de esencia de limón, de naranja dulce o de aceite esencial de lavanda.
• Descubre un sabor sorprendente añadiendo 2 gotas de aceite esencial de lavanda en la confitura de albaricoque. 
• En el pastel de queso añade cuatro gotas de esencia de limón.
• Para aliñar las ensaladas, perfuma el aceite de oliva con aceite esencial de estragón, de tomillo, ajo o romero (40 gotas por litro).
• Prepara un té verde con dos gotas de aceite esencial de lemongrass, de esencia de limón o de mandarina (a escoger, para medio litro de té). Diluir en media cucharita de miel y echar al té.

Estas recomendaciones vienen de la mano del Blog especializado en aceites esenciales Vida Natural. 

Y para terminar…

Os vamos a mostrar 2 recetas facilitas. Las hemos recopilado, palabra por palabra, de otra página especializada en aceites esenciales, Aromatraining. Esperamos que os agraden.

 

Tostadas con queso de cabra fresco y aceite esencial de albahaca.

Ingredientes: 4 rebanadas de pan de payés, 4 quesos/rulos de cabra fresco (80 gr aproximadamente), 2 cucharas soperas de aceite de oliva, 1 gota de aceite esencial de albahaca, 2 dientes de ajo, 2 tomates, 8 filetes de anchoa, sal.

  • En un plato, aplastar los quesos con el tenedor. Añadir 1 cucharada sopera de aceite de oliva mezclada con el aceite esencial de albahaca. Salar y mezclar.
  • Quitar la piel de los tomates tras haberlos puesto en agua hirviendo 2 minutos. Quitar las semillas, cortar los tomates en dados. Poner en un bol, añadir sal, pimienta, el ajo picado y una cuchara sopera de aceite de oliva.
  • Tostar las rebanadas de pan. Cubrirlas de queso de cabra con albahaca, repartir la mezcla de tomates en dados y decorar con los filetes de anchoa.

 

Plátanos con canela.

Ingredientes: 4 plátanos maduros, 1 limón, 2 cucharas soperas de miel, 1 gota de aceite esencial de canela (Cinnamomum zeylanicum).

  • Aplastar los plátanos con el tenedor. Verter encima el zumo de limón.
  • Mezclar bien el aceite esencial de canela con la miel. Verter en el puré de plátano y mezclar.

¡Espectacular!

 

Como verás, es más usual de lo que pensabas utilizar aceites esenciales en la cocina. Pero es bueno pasarse de precavid@, porque en la era de internet y redes sociales o Youtube, todos son expertos y todos recomiendan. Y no todos tienen los conocimientos, nosotros los primeros. 

Siempre recomendamos consultar con especialistas, es nuestro primer artículo en el que tratamos temas culinarios y nos hemos apoyado en páginas especializadas en ellos. Tú también deberías hacerlo, para los aceites esenciales y para todo lo demás.

Gracias por llegar hasta aquí. ¡Eternamente agradecidos!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.