Publicado el Deja un comentario

Y con esto y un bizcocho.. ¡Hola 2018!

Pase usted señor 2018.

feliz2018

Vaya rima chula tiene el próximo 2018…¡Bizcocho! Vamos a realizar el balance del año que se va y a recibir al novato como se merece: con los brazos abiertos.

Porque, si algo nos ha caracterizado en estos casi 5 años, es la positividad. Sabemos lo que cuesta emprender, crear algo de la nada y luchar por ello los 365 días del año.

Sabemos que en cualquier trabajo hay días buenos, horribles y aceptables. Debemos cogerlo como viene, subirnos a la ola y surfear como podamos. El objetivo no es llegar a la orilla, porque entonces no hubieramos salida de ella.

Sigue leyendo Y con esto y un bizcocho.. ¡Hola 2018!

Publicado el Deja un comentario

Un año que se va y otro que vendrá.

Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo.

Año-nuevo

Otro año más que se nos escapa entre los dedos. De vértigo esto del tiempo y la velocidad con que pasan. A penas puedes digerir lo que te pasó cuando, de repente, tienes aquí la primavera.

En Caléndula ha sido un año de consolidación en algunos aspectos, de evolución y crecimiento dentro de nuestras posibilidades.

Como ya sabréis, en nuestro pequeño negocio no existen CEO, ni se practica el Networking, el Branding o el Marketing. O igual sí, pero sin conocer bien lo que significa. No somos, ni lo hemos pretendido nunca, ser una marca, ni una franquicia o una cadena de tiendas. Somos una tiendecita de barrio, que ofrece buenos productos, a buen precio, y esperamos estar muchos años así. Con un trato agradable y familiar.

Donde la persona de Recursos Humanos es la que limpia los cristales, hace los pedidos, es el encargado de Atención al cliente o hace las fotocopias.

¿CEO? Sí, sí… CEO (Chief Executive Officer): Consejero delegado o Director ejecutivo, es el máximo responsable de la gestión y dirección administrativa de la empresa.

 

“Oportunidades perdidas”.

 

Este año queremos resaltar las oportunidades “perdidas” de afianzarnos como franquicia. Hemos recibido bastantes mails pidiéndonos información, queriendo vender nuestros productos, o abrir tiendas bajo nuestro nombre.

Nuestra respuesta ha sido siempre la misma: “si quieres ser tu propio jefe, hazlo tú”. No es difícil ni tiene secretos, tan sólo un poco de búsqueda, dedicación y darle tu sello personal. Esperamos que haya sido de ayuda nuestra negación.

Alguien podría decir que padecemos de falta de ambición. Bajo nuestro punto de vista es un exceso de honradez.

Caléndula nació de una negación, cuando rechazaron nuestra propuesta porque ya había una tienda parecida en nuestra ciudad. ¡Bendita negación!

 

Consolidación de El Tallerín.

 

tallerín

 

El Tallerín de Caléndula nació como un complemento a nuestro pequeño negocio y se ha consolidado de una manera excepcional. Ahora mismo, para nuestra clientela/amig@s, Caléndula no tendría sentido sin El Tallerín. Con el trabajo que nos costó realizar un listado de perfumes y ahora no preguntan más que por anillos, pulseras o colgantes..

Y decimos complemento porque no sólo somos una perfumería. Podemos ser una tienda de cosmética y, de manera estacional, ofreceros los complementos que requiera la época del año.

Los abalorios no son de temporada, aunque es cierto que intentamos ir acorde con las tendencias en colores y materiales. Pero ha habido otras épocas en que os hemos ofrecido bolsos playeros, neceseres, carteras, monederos o tazas para café e infusiones. ¿Por qué no?

 

Y llegó la aromaterapia a Caléndula.

 

 

Era nuestra asignatura y lo resolvimos. Después de buscar y buscar, comparar y hablar con responsables de algunos laboratorios, nos decantamos por Laboratorios Labiatae. De casa, cercana en el trato y con un producto excepcional.

La respuesta ha sido fantástica, con productos estrella como la manteca de karité, el aceite de coco o de jojoba. Vuestra opinión ha sido muy positiva y eso nos reconforta.

Aceites esenciales y de masaje, para combatir las estrías o de caléndula. Con certificación europea, productos de cultivo ecológico y sin irnos fuera del país.

 

Ataque Spam.

 

Otra de las anécdotas del año nos ha pasado este mes. A raíz de un sorteo, casualidad o no, comenzaron a aumentar nuestros fans. Algo normal cuando realizar una promoción así.

Pero al tercer o cuarto día comenzaron a seguirnos personas de otras “latitudes”, perfiles huecos de contenido, sin amigos. Indagamos un poco…

Como ya sabréis (y si no lo sabéis, ya os lo decimos) hay páginas que compran seguidores. Y hay páginas que pagan por que otros sigan a las páginas que ellos señalan. Pues se debió cruzar algún cable por ahí y cada día subían los fans de 300 en 300.

Como lo estás leyendo.. Al principio nos dio “subidón”, pero después decidimos bloquear esos perfiles. No queremos 10.000 seguidores huecos, no queremos saludaros y que respondan 3, o que con miles de seguidores haya 20 dedos hacia arriba.

Preferimos 40 buenos a 10.000 falsos, y así con todo en esta vida.

 

No eres lo que tienes..

Eres lo que compartes… Y un año más, queremos seguir compartiendo con vosotros nuestra ilusión por sobrevivir en esta “jungla”. Seguiremos compartiendo con vosotros los “buenos días”, las felicitaciones, los consejos, un poquito de humor y buen rollo, reflexiones y  buenos productos, de los que funcionan.

Así que, desde nuestro humilde rincón de Caléndula, Susana y José Mª os queremos desear unas Felices Fiestas, repletas de bonitos reencuentros, donde siempre falten sillas por visitas inesperadas en la mesa. Y que el año que entra sea de restallu.

¡Gracias!

Publicado el Deja un comentario

Balance del año en Caléndula.

Un buen año.

Este año 2015 lo podríamos resumir con una cita y dos palabras: “Ladran amigo Sancho, luego cabalgamos”, “reinventarse” y “perseverar”. Lo desmigamos ahora. 

En lo personal, y en contra de lo que muchos piensan, llevar un negocio con tu pareja no es tan difícil. Tampoco digo que sea fácil pero hay que encontrar tu sitio y eso, poco a poco, lo vamos logrando.   

De todos modos, cada día nos sentimos más orgullosos de la otra “parte contratante” (esto lo escribo sin consultar, pero yo creo que ella piensa lo mismo..). Ahora vamos a ceñirnos a lo que os debería importar de verdad (¡cotillas!).

Ladran amigo Sancho..

Imagen vista en Pinterest, de Don Quijote y Sancho Panza.

En el terreno profesional, para Caléndula ha sido un año especial. Es el tercero desde nuestro comienzo y estamos como el primer año, aprendiendo, temiendo por que cada novedad guste, y mirando la manera de satisfacer vuestras necesidades.

Un año que se emborronó por las amenazas de denuncia por plagio que sufrimos por parte de alguien que pretende abrirse paso, pero utilizando malas formas. Cada uno hace el ridículo como quiere… Nosotros continuamos nuestro camino, con honestidad  y respetando a todo aquel que quiera labrarse su futuro. Nuestras disculpas al “intermediario”, por verse envuelto en una guerra que, ni ella ni nosotros, hemos creado. Para ser una “gran franquicia” también hay que parecerlo.

Aquí encaja la cita del principio: “Ladran amigo Sancho, luego cabalgamos”.

Reinventarse.

Este año nos hemos reinventado con el nacimiento de El Tallerín de Caléndula. Un nuevo espacio que viene a colmar inquietudes y a llenar un hueco que muchos demandábais.

Puedes pensar que, si nos dedicamos al mundo de la perfumería o la cosmética, no encaja El Tallerín en ningún lado. La demanda de otro tipo de complementos cuando vienen nuestros clientes/amigos a comprar ha sido determinante y las buenas manos, la imaginación y el buen hacer de Susana primordial. 

La aceptación de nuestras creaciones hace que los paseantes frenen en seco delante de nuestros escaparates, algunos ya nos han dicho que intentan no mirar pero les es imposible, lo sentimos… jejeje. Diseños modestos, sencillos, pero con gusto e intentando ir con los tiempos que corren: económicos

Y apostando por un producto “fechu a mano” y en Asturias. Porque ya sabéis que esto del Handmade y el DiY está muy bien, es muy Cool, pero son 2 euros más caro, jiji.

Así nos hemos reinventado.

rosa-mosqueta
Nuevos jabones, libres de aceite de Palma

Perseverar.

Y para terminar, dentro de lo que es la verdadera esencia de Caléndula, durante este año 2015 hemos incorporado nuevas Equivalencias de perfume. Creaciones propias de nuestro laboratorio de confianza, que buscan esa tendencia olfativa que nos recuerda a grandes perfumes.

Pero el saltito en calidad lo hemos dado en la Cosmética Natural, completando y mejorando la que tenemos. Ese salto de calidad lo hemos dado gracias a la incorporación de más productos de Cosmética certificada, de cultivo ecológico y de laboratorios nacionales. Creemos que un producto de calidad no debe ser excesivamente caro y sobre ese equilibrio trabajamos.

En cuanto a nuestro jabones, hemos decidido apostar por una forma de trabajar más sostenible, incorporando el Jabón de la Abuela. Jabones realizados por el método tradicional y evitando el aceite de palma que tanto daño está haciendo al medioambiente por su comercialización abusiva.

Jabones sin aditivos, ni detergentes, con más de un 5% de aceites sin saponificar. No utilizan ni colorantes ni aromas artificiales, tan sólo lo que aportan los aceites esenciales que contienen.

 

Y así hemos pasado este año 2015,  perseverando en nuestro empeño de tirar adelante algo más que un negocio. Ponemos alma, corazón y vida (qué canción más bonita) en cada cosa que hacemos, en cada producto que traemos, en cada sonrisa que recibís cuando entráis en nuestra humilde tienda y en cada artículo que escribimos en este blog.

Os deseamos de corazón que el Año Nuevo os colme de felicidad, de salud y de suerte para poder superarlo. Esto va a ser largo, no queráis conseguirlo todo en pocos meses, hay veces que no sale bien a la primera ni a la segunda ni a la tercera.

Pero si hacéis oídos sordos a las maldades, creéis en vosotros, os apoyáis en gente positiva y hacéis las cosas bien, la suerte (tarde o temprano) llamará a vuestra puerta.

¡Feliz Año amigos! En 2016… ¡Nos oleremos en Caléndula!

Publicado el Deja un comentario

Estas Fiestas serán felices porque yo lo valgo

Estas Fiestas serán felices porque yo lo valgo.

Dicen que si repites algo 3 veces delante de un espejo se cumple, perdimos la cuenta ya pero por si las moscas.. Estas Fiestas serán felices porque yo lo valgo.

No hay que poner en precedente a nadie de cómo está la situación económica actual, dependiendo del color con que lo mires somos el tren de Europa o vamos en clase turista. No vamos a entrar en eso porque es uno de los temas que debemos evitar en estas fechas, para una mejor digestión. Vamos a encontrarle razones por las que estas Fiestas serán felices.

estas-fiestas-serán-felices-porque-yo-lo-valgo

Son fechas de compras y despilfarros en comidas, regalos caros, celebraciones, resacones, ¡a lo grande! Pero también son fechas de administrar, de ir con ojo y cuando miramos el saldo.. de evitar todo lo que hemos leído en la línea de arriba. Pero puede haber algo intermedio, con mesura (que es ese estado de ánimo que aparca el lado visceral y agarra la calculadora con las dos manos).

Nos hemos pasado todo el año sufriendo, luchando por llegar a final de mes, por encontrar trabajo, intentando sobrevivir con lo poco que tenemos. Pues es la hora de celebrarlo, de darnos un homenaje, aunque sea con unas patatitas bravas, un poco de paté y 4 gambas (si son gambones coged sólo 1).

A lo peor hemos pasado por 2 EREs, igual un despido ó 6 si han sido de estos contratos de ahora de 1 día. Los de la generación de Barrio Sésamo les vendrá a la cabeza nuestro queridísimo Coco y sus sabias enseñanzas, si es que lo estoy oyendo repetir “Hola, soy  Coco y hoy os voy a enseñar lo que es arriba y abajo…ahora estoy arriba (firmo contrato) mañana estoy abajo (firmo despido)”, pues eso.

La Felicidad es como la fórmula del refresco de cola (en Asturias no podemos nombrarlo), muy pocos la saben, pero debe ser algo así como disfrutar de lo que tienes, porque si te preocupas de lo que no tienes nunca serás feliz, vivirás con amargura o en un estado de envidia permanente. Siempre hay que aspirar a algo más, pero sin olvidarnos de exprimir al máximo lo conseguido.

Acordaros de la fábula de aquel que caminaba triste porque sólo tenía altramuces (Lupinus albus, como anotación cultural, que a Google le gusta) para comer y cuando se dió la vuelta había otro que se comía la cáscara que él iba tirando. Sin caer en el “mal de muchos..”  siempre podría ser peor. Vamos a mirar a nuestro alrededor y alegrarnos de lo que tenemos, no tiene por qué ser material, los regalos más bonitos son gratis: un beso, un abrazo, una mirada, cogerte la mano, hacerle compañía a alguien. Y si hay niños las Navidades vuelven a tomar vida.

Añoraremos a los que estén lejos y recordaremos con cariño a los que no estarán más. ¡Miento! estarán siempre, y por eso recordaremos los buenos momentos, sin temor a soltar una lágrima. Al final veréis como se nos escapa una sonrisa.

Nos estamos alargando en esta rara felicitación, porque es rara de narices… Nosotros que íbamos a hacer la bonita y cursi felicitación de todos los años, con sus bolas, sus campanillas, el Jouu, Jouu, Jouuu. Después de lo que hemos pasado y lo que estamos pasando, no nos va a amargar la Navidad nadie, vamos a disfrutar de estos 4 días y “que nos quiten lo bailao”.

Repetid conmigo: Estas Fiestas serán felices porque yo lo valgo. Pues ya está, Alea iacta est o la suerte está echada, como queráis. Pero si está echada, dadle unos golpecitos para que espabile, que no está la cosa como para estar tumbada, con la de gente que está esperando esa suerte…

la-suerte-está-echada

 

Disfrutad lo que podáis, que paséis una Feliz Navidad y un Próspero Año repleto de salud.

Y para todo lo demás ya sabéis….¡Nos olemos en Caléndula!