Publicado el

Aceites vegetales para un cabello sano.

Los mejores aceites vegetales.

 

Aceites vegetales para el cabello

 

Aceites vegetales como el de argán, aguacate, almendras, jojoba o coco son los más utilizados para el cuidado del cabello. Unos son más grasos, otros favorecen el crecimiento, combaten la caspa, la seborrea, dan brillo, aportan suavidad, luchan contra las puntas abiertas. Especificaremos el mejor aceite para cada tipo de cabello o anomalía capilar. ¡Comenzamos! Sigue leyendo Aceites vegetales para un cabello sano.

Publicado el

Talones agrietados, cómo tratarlos.

Talones agrietados: Causas y tratamientos.

Hidrata y nutre tus talones agrietados.

Uno de los problemas más comunes con el que nos encontramos cuando se acerca el buen tiempo son los talones agrietados.

Una zona que tenemos bastante olvidada durante el Otoño-Invierno y cuando llega el momento de lucir sandalias o zapato abierto, nos damos cuenta que no están del todo bien tratados.También es una de las partes de nuestro cuerpo que más va a sufrir durante esta época, con el contacto del aire, abuso del agua, etc.

Causas.

Exceso de peso: El sobrepeso aumenta la presión sobre la almohadilla de grasa normal bajo el talón, haciendo que se expanda hacia los lados. Si la piel carece de flexibilidad, la presión en los pies conduce a los talones agrietados.

Enfermedades o trastornos de la piel: Psoriasis, eczema, tiroides, diabetes, pie de atleta y otras enfermedades de la piel también puede causar a talones agrietados.                                                                                                

Permanecer de pie durante mucho tiempo: La estancia prolongada en pie y el uso de suelas duras o rígidas puede provocar durezas que desembocan en piel agrietada.                                                                              

Alimentación incorrecta: Una alimentación baja en vitaminas y minerales y zinc.                                                    

Sandalias abiertas de atrás o los zapatos abiertos permiten que la grasa bajo el talón se expanda hacia un lado y aumenta la posibilidad de grietas en los talones. También lo zapatos apretados o un cambio en la postura al caminar.                                                                                                                                                                                                 

La exposición continua al agua. El agua, especialmente el agua corriendo, puede robar a la piel de sus aceites naturales, lo que puede dejar la piel seca y áspera. Estar de pie durante períodos prolongados en un lugar húmedo como un baño, puede causar talones secos y agrietados.

Tratamientos.

El mejor remedio es nutrir e hidratar la piel con Aceite de Argán, Aceite de Coco o Manteca de Karité. Os vamos a dar algún remedio casero fácil de aplicar, y ante cualquier complicación recordad acudir al especialista.

-Aceite de coco: Después de lavar los pies aplica una capa gruesa de aceite en los talones, colócate unas medias gruesas y deja esta aplicación durante la noche.

-Vaselina y jugo de un limón: Con los pies bien limpios y secos, mezcla una cucharadita de vaselina y el jugo de un limón. Frota esta mezcla sobre los talones agrietados y otras áreas necesarias de los pies, hasta que esté completamente absorbido. Usar medias gruesas de lana ayudará a atrapar el calor de tu cuerpo y esto aumentará la eficacia de la mezcla.

-Pulpa de plátano maduro: Machaca la pulpa en un recipiente con ayuda de un tenedor y lo aplicas en el área seca o agrietada del talón. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

-Zumo de limón: una vez por semana, puedes remojar los pies en jugo de limón durante unos 10 minutos y luego frotarlos con un cepillo suave para exfoliar suavemente las capas superiores de la piel muerta, que causan los talones agrietados.

-Aceite de oliva o Argán: Sólo necesitas frotar un poco de aceite en los talones antes de acostarte y ponerte unas medias de algodón o lana. El aceite ayuda a suavizar y a sanar las grietas. Haz esto cada noche hasta que la piel esté suave.

Algunos consejos.

  • Mantén los pies limpios y sin suciedad.
  • Ejercita los pies regularmente.
  • Alterna agua caliente y fría en el baño de pies para aliviarlos.
  • Hidrata y exfolia los pies siempre que sea posible.
  • Evita camina descalzo tanto como sea posible.
  • Evita pasar períodos prolongados en un área húmeda o mojada.

Esperamos que estos consejos os permitan lucir unos talones de alfombra roja, para todo lo demás….. ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos

Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos, un éxito justificado.

Os hablaremos en esta entrada del Aceite de Argán, el Oro líquido de Marruecos. Un producto con miles de años a sus espaldas y en peligro de extinción desde el descubrimiento de sus propiedades cosméticas. Declarado Patrimonio Universal por la UNESCO desde 1998, ha visto cómo cada año se pierden más de 600 hectáreas de arganes.

Un poco de Historia.

Llegan a los 10 m. de altura y viven más de 150 años.

El Argán es un vestigio de la Era Terciaria, que está sufriendo las consecuencias de la sobreexplotación, la tala descontrolada, el urbanismo, el turismo, etc. La propiedad principal de este árbol es su capacidad para atrapar la humedad atmosférica durante la noche, para devolver parte de ella al subsuelo, en una zona desértica como es el Sahara.

El argán da sus frutos entre mayo y junio. Éstos tienen un aspecto parecido a la aceituna pero más grandes y redondos. Encierran una almendra muy dura que contiene hasta tres semillas de las que se extraerá el aceite. En la actualidad se recolectan los frutos por vareo y se ponen a secar al sol.

La tradición

 Al escasear el pasto, las cabras se subían a los árboles de argán para comer sus brotes y sus frutos. De vuelta al suelo, rumiaban y regurgitaban los huesos de los frutos. Era una forma cómoda de recolectar las almendras sin correr el riesgo de pincharse; son las llamadas “almendras de cabras”.

Extrayendo las semillas del argán.

La imagen de la cabra encaramada en las ramas del argán, alimentándose de sus frutos, ya no se existe en la actualidad, pero aún quedan sitios aislados en los que pueden verse cabras en los árboles como reclamo turístico, no deja de ser una postal curiosa. Por motivos obvios de calidad sanitaria, hoy en día, en las cooperativas tradicionales, las cabras tienen prohibido el acceso a los arganes y se llevan a cabo labores de poda para que no puedan trepar.

Cuando los frutos están secos, se retira la pulpa para  extraer la almendra, descascarillarla con medios manuales y conseguir sus semillas. Éstas se tuestan, se muelen y se prensan para conseguir el aceite de argán alimentario. Esta torrefacción le confiere al aceite una fragancia característica a avellana y un color dorado ámbar.
Para elaborar el aceite cosmético, no se tuestan las semillas y se prensan en frío. De ahí que el aceite de argán cosmético tenga un color más neutro y su olor sea tan suave.aceite-de-argán

Propiedades.

Como siempre hemos hecho en Caléndula, nos vamos a centrar en las propiedades cosméticas, dejando para quien entienda los beneficios energéticos o alimentarios del aceite de argán.

El aceite de argán puro, de primera prensada en frio, sin tostar sus almendras (en ese caso sería para fin alimentario) es una joya para el cuidado de nuestro rostro, cabello, uñas o cuerpo. No obstruye el poro  y por este motivo está indicado para todo tipo de piel, incluído las grasas.

Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, contiene grandes cantidades de Vitamina E (unos 700 mg/kg), casi tres veces más que el aceite de oliva. Es el perfecto antioxidante, recomendado para tratamientos antiedad: suaviza la piel, la hidrata y la protege de la sequedad, aportando una gran elasticidad y luminosidad a nuestra piel. Así como para tratamientos contra el acné o las estrías.

En el masaje corporal, nos permite unir el placer sensual del masaje con el beneficio de la vitamina E, aportando hidratación, nutrientes y suavidad a la piel después del baño o de la ducha. Se recomienda su uso en quemaduras solares e irritaciones cutáneas; el aceite aliviará la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez.

También se utiliza para uñas quebradizas o abiertas en capas. Las fortalece y protege de las agresiones externas.

¿Cómo saber si es un buen aceite de argán cosmético?

Con fijarnos en tres puntos muy sencillos sabremos que no nos dan “gato por liebre”. Es importante el apunte que os dimos de la diferencia entre aceite cosmético y alimentario. Por eso, a la hora de comprar aceite de argán tendremos en cuenta  su olor, su color y su rápida absorción.

El olor: Un buen aceite de argán cosmético carece de olor extraño o desagradable; no huele, ni a tostado ni a cabra ya que ha sido prensado en frio. 

El color: El aceite de argán se caracteriza por un color natural dorado. Un aceite demasiado claro es indicio de excesivo refinado, por lo contrario un aceite demasiado oscuro es un aceite que ha sido calentado.

Capacidad de absorción: El aceite de argán se caracteriza por su capacidad de hidratación profunda. Contrariamente a otros aceites, no engrasa la piel. Una simple aplicación y un suave masaje circular consiguen su total penetración al cabo de un par de minutos.

Nos hemos apoyado en información de arganbio.es y en imágenes de morguefile.com. Esperamos que sea de vuestro agrado, que compartas si te apetece ayudar a difundir sus beneficios y que sigas tan fiel a nosotros como hasta ahora.

Un abrazo y……¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Tratamiento capilar con Aceite de Argán.

Tratamiento capilar con Aceite de Argán.

El tratamiento capilar que os traemos hoy tiene como protagonista al aceite de Argán. Quizás la preocupación más común para nuestro cabello sea el brillo, un cabello graso o los estragos  del verano y sus excesos. Hay muchas soluciones, y cada uno de vosotros tendrá una solución mágica o tratamiento estrella (natural, casero o de especialista). Nosotros os vamos a indicar un tratamiento que sólo os va a tener ocupados 20 minutos, totalmente natural y fácil de aplicar.

Nuestro cabello es una de los mejores indicadores que certifican aquello de “lo que pasa por dentro se refleja por fuera”. Tiene vida propia y necesita agua, vitaminas y nutrientes que debemos aportar desde nuestra alimentación. El mejor champú puede ayudar pero la mayor aportación empieza en nuestro organismo. De los mejores nutrientes para el cabello os informará mejor uno de nuestros blogs de referencia: Alimenta tu Bienestar.  Nosotros nos vamos a centrar en el aspecto externo.

Factores que intervienen negativamente en la salud de tu cabello: Brillo. 

tratamiento-capilar

-Secadores que conllevan una deshidratación severa y no es conveniente usarlos a diario.

-Los tintes, cuanto más aclaran más castigan. Las decoloraciones vegetales o tono a tono son más suaves y menos agresivas para nuestro cabello.

-Alisados y permanentes alteran la estructura capilar interna, debilitando notablemente el cabello. 

-La falta de humedad en el medio ambiente le roba el agua tanto a la piel como al pelo, potenciando su deshidratación y la falta de brillo.

 Restos de champú debido a un mal aclarado también le restará brillo al cabello.

Cualquier técnica que, aunque sea muy eficaz, aporte calor al cabello hay que usarla con precaución: Rulos calientes, tenacillas o planchas.

-Personas fumadoras (esos flequillos que parecen de otra persona..)  y agentes externos agresivos también son otros factores que intervienen negativamente.

No decimos que haya que dejar de utilizar estos métodos, pero hay que utilizar buenos productos y sobretodo, ponernos en manos de los  mejores especialistas y estilistas.

Cabello graso y la moda “No Poo”.

Como todo en este Mundo, esto va por modas. Hemos pasado por el champú de caballo, la Biotina y ahora llega la moda “No Poo”. Que no es más que eso: otra moda de famosos que consiste en mantener el pelo limpio y suelto sin utilizar champú (shampoo en inglés) de ahí el nombre. También usado en doble sentido, ya que Poo en inglés significa caca, sin champú/sin caca. En fin…

anticaspaEs cierto que en el sector de los champús hay mucho intrusismo, debido al hecho de ofrecer un producto natural a un precio de supermercado lowcost, como ya os hablamos en una entrada anterior, en  No todo el campo es orégano.

Los defensores y seguidores del movimiento “No Poo” apuntan a los disolventes que los champús llevan en sus fórmulas, al alcohol y a los aceites minerales derivados del petróleo (parabenos), a los que acusan  de destruir la salud del cuero cabelludo y de obstruir los folículos pilosos, debilitando la raíz y por lo tanto, la vida del cabello. Nuestros champús están libres de parabenos y su pH neutro es el indicado para un uso diario.

Pero el exceso de grasa no es culpa del champú, es el resultado del estímulo hormonal de la glándula sebácea. También depende de la genética y de la nutrición. No podemos echar la culpa al champú de este hecho.

 

Tratamiento capilar con Aceite puro de Argán.

 Rico en vitamina E, ácidos esenciales y polifenoles. El Aceite de Argán es hidratante, regenerador y protege contra los rayos UVA. En el cuidado del cabello hace milagros. Detiene la caída, refuerza las raíces, hidrata y acelera el crecimiento.


¿Cómo lo hago?.


Empapa generosamente un algodón con aceite de argán y unta bien el cuero cabelludo. Cuando se haya repartido generosamente el aceite, con las yemas de los dedos, masajea durante un buen rato y después peina el cabello para llevar el aceite a todo el pelo. Si tienes las puntas quebradizas, pon un poco más en las puntas y masajea. 

Argán
Aplica Aceite de Argán en las puntas abiertas.

Envuelve la cabeza en un trozo de film para envolver (del de cocina) y deja que el calor de la cabeza haga que el aceite penetre bien. Cuánto más tiempo mejor, pero como mínimo, deja actuar 30 minutos más o menos. Después, lava bien (teniendo en cuenta que es un aceite) con un champú neutro y aplica el suavizante de siempre.

Esto lo puedes hacer cada semana o cada 15 días. Cuando seques el cabello, puedes aplicar un poquito de aceite de Argán mezclado con agua simplemente en la palma de la mano y aplicar toques sólo en las puntas, verás que el pelo se electrizará menos y esa apariencia de sequedad desaparecerá.

Si sigues este tratamiento, en un par de meses tu cabello habrá cambiado totalmente. Te habrá salido nuevo (notarás pelos cortos que antes no tenías). El aceite de Argán también te liberará de caspa y te ayudará si tienes psoriasis.


¿Os ha gustado? Esperamos que si y os animamos a seguir nuestros consejos y compartir vuestras experiencias. Para todo lo demás ya sabéis…

                                       ¡Nos olemos en Caléndula!