Publicado el

Manteca de Karité, de la cabeza a los pies.

La manteca de karité es la solución.

manteca-de-karite

En esta entrada os vamos a hablar de cómo la manteca de karité puede ayudarte, de los pies a la cabeza. Y de regalo un truquito extra. ¿No te lo crees? Pues sólo tienes que seguir leyendo.

Vas a encontrar la solución a esos problemas de cabello seco y quebradizo o talones agrietados. Sin duda, la manteca de karité debe ser un producto indispensable (#MustHave para #Itgirls). Y te lo vamos a demostrar con estos sencillos tratamientos. Eso sí, debes tener tu manteca de karité siempre a mano, la nuestra es ecológica.

 

Por el principio.

Os hemos hablado en varios ocasiones de este excepcional producto, entre otros sitios, aquí. Pero te refrescamos la memoria en un momento.

La manteca de karité es un aceite vegetal que se obtiene del fruto del árbol de karité o árbol de mantequilla. Su textura a temperatura ambiente en forma de crema o manteca, pero al recibir calor (por encima de los 26/28 grados) se convierte en aceite.

Es un producto totalmente natural que hidrata y nutre la piel, estimulando sus defensas naturales. A grandes rasgos, y para que tengáis claras sus características, os las resumimos en estos puntos:

  • Regeneradora
  • Hidratante
  • Calmante
  • Antibacteriana
  • Estimula el crecimiento celular
  • Antiinflamatoria
  • Factor de protección solar (ligero)

 

De la cabeza….

Ahora vamos directamente a explicarte los beneficios de la manteca de karité en el cabello. Os hablamos de los mejores aceites vegetales para el cabello, pero dejamos a parte la manteca de karité.

champú
Recuerda aclara el cabello con agua fria.

Es muy nutritiva y eso favorece a proteger los cabellos más castigados y secos. Pero también aporta protección solar, suave pero natural. Y ayuda a la lucha contra la caída del cabello, si le añades unas gotas de aceite esencial de romero “cerrarás el círculo”.

Y para aplicar la mascarilla sólo deberás calentar la manteca al baño maría o frotando un poco de producto con las manos. Dedica tiempo a las partes más dañadas del cabello, evitando llegar al cuero cabelludo. Si llegas no pasa nada, pero si no lo haces evitarás engrasarlo en exceso.

Lo puedes tener todo el día en el cabello, verás que es como si tuvieras el pelo engominado. Puedes aplicarla por la noche y envolver el cabello a la hora de acostarte para no manchar la almophada. Como tengas costumbre aplicarte las mascarillas capilares, no hay secretos.

Mientras más tiempo la mantengas mejor. Y para retirarla sólo debes lavarte el pelo las veces que sean necesarias, igual pueden ser dos o tres. Recuerda no utilizar agua caliente en el enjuague (dentro de lo que sea posible, por lo del invierno y eso..).

Si te queda algún resto en el cabello no te preocupes, seguirá nutriendo tu cabello.

 

A los pies… 

Se acabaron los problemas de talones agrietados. Puedes utilizar la manteca de karité acompañando a tu baño de pies, deshaciendo una pequeña cantidad en el agua caliente que utilices.

Y también puedes utilizarla a modo de crema. Recuerda que está indicada para pieles secas, si eres de piel grasa no abuses del producto.

Aplícala a diario sobre talones y codos. Obtendrás resultados desde el primer día.

 

Manteca de karité y aceites esenciales.

ae
Todos nuestros aceites esenciales son ecológicos.

Este consejito es de regalo. Si vas a utilizar la manteca para nutrir e hidratar tu cuerpo, puedes añadir unas gotas de aceites esenciales para reforzar sus propiedades. Dependiendo del tipo de piel deberías añadir los siguientes aceites:

Para pieles secas: En el mismo recipiente donde compraste la manteca de karité añade aceite esencial de nerolí y aceite esencial de lavanda

Para pieles grasas: Si tienes piel grasa o acné puedes realizar la misma operación. Pero ahora utiliza aceites esenciales que te ayuden a regular la producción de grasa. AE de árbol del té, AE de manzanilla y AE de geranio sería nuestra recomendación. Puedes tonificar antes la piel con agua de rosas.

Para pieles sensibles: Sin duda, los aceites recomendados serían el de manzanilla y el de lavanda. Te beneficiarás del poder calmante de estos dos estupendos aceites esenciales.

La proporción dependerá de la cantidad de producto,  pero 30/40 gotas del conjunto de AE en un recipiente de 200 mg sería lo adecuado. 

 

Y hasta aquí llegamos con nuestro artículo. Truquitos sencillos de aplicar, rápidos y sin mucha “cocina”. No nos queremos despedir sin recordarte que para convertir la manteca en aceite debes llevarla a los 28 grados centígrados.

Para ello NUNCA calientes la manteca (o el aceite de coco, que también solidifica a baja temperatura) al microondas o en el fuego. Deberás calentar los aceites al baño maría, removiendo el producto y aplicando el menor calor posible, para que no pierda sus propiedades.

Nada más por hoy, esperamos que os haya gustado y para todo lo demás… ¡Nos olemos en Caléndula!

Nos hemos ayudado en Vidanaturalia.com para realizar este artículo. Gracias.
Publicado el

Aceite de Coco: Propiedades y usos.

Aceite de Coco para casi todo.

El aceite de coco quizás sea uno de los mejores aliados que podemos encontrar en la naturaleza. Se le conocen cientos de utilidades, tanto para belleza como para uso interno (asegúrate que lo indique el frasco). Y no olvidaros de su agradable olor.

aceite-de-coco
El aceite de coco se extrae de su pulpa.

El mejor aceite de coco que podéis utilizar, es el que se extrae de la 1ª prensión en frío y con certificación Bio o de cultivo ecológico, del cocotero al frasco prácticamente. Y antes de explicarte algún uso vamos a contarte algo de su composición.

Composición.

El aceite de coco o la manteca de coco contiene más de un 90% de aceites saturados y se obtiene de la pulpa del coco. En su composición aparecen los ácidos fenólicos antioxidantes que nos protegen de los radicales libres y previenen de enfermedades cardiovasculares. El ácido láurico también actúa como antibacteriano.

Lo podrás ver en estado sólido o manteca, esto es debido a que a baja temperatura (por debajo de los 23 grados C) el aceite de coco solidifica. Para volver al estado líquido sólo es necesario calentarlo en la palma de la mano o al baño maría. Nunca en el microondas.

Propiedades.

Nos centramos en el uso cosmético, como hacemos siempre, aunque es muy utilizado para uso interno. En estos casos debemos hacer dos cosas: asegurarnos que el frasco indica que es para uso interno y seguir las pautas de un especialista.

A partir de ahí, vamos a indicaros algunas de sus propiedades:

  • Por sí solo, tiene un factor de protección solar 7.
  • Aporta brillo y luminosidad al cabello estropeado. Si tienes un cabello fino y graso, evita utilizar aceite de coco.
  • Combate la caspa y la seborrea del cuero cabelludo.
  • Es utilizado para eliminar piojos o liendres.
  • Aceite muy nutritivo que cuida de la salud de nuestra piel, evitando estrías y retrasando la aparición de las arrugas de expresión.
  • Puedes utilizarlo como desmaquillante. También para después de la depilación o el afeitado.
  • Tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas.
  • Ejerce una acción antiinflamatoria.
  • Evita la formación de placa dental y caries.
  • Combate la Candidiasis.

Algunos usos del aceite de coco.

Aceite vegetal Coco
Nuestro aceite de coco, Labiatae.

Podríamos titularlo “los mil usos del aceite de coco”, porque hay muchos trucos, pomadas, aceites de masaje, pasta de dientes, ungüentos para hidratar talones o codos, tratamientos capilares… Pero vamos a centrarnos en los más conocidos y a partir de ahí saldrán más aplicaciones. ¡Vamos! 

Bálsamo labial. Puedes utilizarlo para realizar tus bálsamos labiales o directamente sobre tus labios. Una piel muy fina y delicada que permanecerá nutrida por mucho tiempo y con un aroma muy besable….

Talones agrietados. “Operación sandalia”. Para que presenten un aspecto perfecto puedes aplicar aceite de coco en tus talones. Debido a su lenta absorción, es mejor que lo hagas por la noche antes de acostarte, y que utilices unos calcetines para intensificar su efecto y no manchar las sábanas.

Mascarilla capilar. Para cabellos gruesos y secos, el aceite de coco será el mejor aliado. Si tienes el cabello fino y graso no lo utilices. De media melena hacia las puntas puedes aplicar, mechón a mechón, el aceite de coco . Dejas actuar durante una media hora y lavas la melena, si ves que te queda muy graso vuelve a lavarla.

Antiestrías, antiarrugas. Para las estrías aporta una gran elasticidad a las zonas donde sufren más los cambios de peso: Abdomen, glúteos, brazos. También es un buen antiarrugas ya que es un antioxidante natural. Y al no obstruir el poro, está indicado para todo tipo de pieles.

Psoriasis. Está indicado para paliar los efectos de la enfermedad. Aplica aceite de coco cuando veas escamaciones, para ablandar placas o como antiinflamatorio cuando aparezcan erupciones.

Exfoliante corporal. Con aceite y azúcar moreno o sal tendrás un exfoliante perfecto, sencillo y siempre a mano. Receta que te regalo: La proporción es de 2 partes de aceite de coco y una de sal gorda o azúcar moreno. Calentamos al baño maría el aceite, vertemos el azúcar o la sal y removemos durante dos minutos (evitando que se deshaga en el aceite). Dejamos enfriar y aplicamos con un guante exfoliante.

Desmaquillante. No hay maquillaje al agua que se le resista. Además tendrás una piel hidratada y perfumada. Tan sólo aplica unas gotas en el algodón y pásalo por todo el rostro. No te olvides de las pestañas.

toallita-desmaquillante

Contra el acné. Al no obstruir el poro, ayuda a sacar la suciedad hacia el exterior, el ácido láurico es antibacteriano. Al ser el aceite de coco antiinflamatorio, ayuda a mejorar el aspecto de las posibles cicatrices que producen los granitos.

 

Sólo tenéis que buscar por internet alguna que otra receta o fórmula para las distintas aplicaciones que puede tener este aceite. Nosotros siempre os recomendamos que acudáis a un especialista, porque ya sabemos lo que pasa cuando se generaliza en las redes… no todo vale para todos.

Esperamos que te sea útil nuestro humilde artículo.

Para todo lo demás… ¡Nos olemos en Caléndula!

Para realizar nos hemos apoyado en blogs como mejorconsalud, ecoagricultor o enfemenino.
Publicado el

Talones agrietados, cómo tratarlos.

Talones agrietados: Causas y tratamientos.

Hidrata y nutre tus talones agrietados.

Uno de los problemas más comunes con el que nos encontramos cuando se acerca el buen tiempo son los talones agrietados.

Una zona que tenemos bastante olvidada durante el Otoño-Invierno y cuando llega el momento de lucir sandalias o zapato abierto, nos damos cuenta que no están del todo bien tratados.También es una de las partes de nuestro cuerpo que más va a sufrir durante esta época, con el contacto del aire, abuso del agua, etc.

Causas.

Exceso de peso: El sobrepeso aumenta la presión sobre la almohadilla de grasa normal bajo el talón, haciendo que se expanda hacia los lados. Si la piel carece de flexibilidad, la presión en los pies conduce a los talones agrietados.

Enfermedades o trastornos de la piel: Psoriasis, eczema, tiroides, diabetes, pie de atleta y otras enfermedades de la piel también puede causar a talones agrietados.                                                                                                

Permanecer de pie durante mucho tiempo: La estancia prolongada en pie y el uso de suelas duras o rígidas puede provocar durezas que desembocan en piel agrietada.                                                                              

Alimentación incorrecta: Una alimentación baja en vitaminas y minerales y zinc.                                                    

Sandalias abiertas de atrás o los zapatos abiertos permiten que la grasa bajo el talón se expanda hacia un lado y aumenta la posibilidad de grietas en los talones. También lo zapatos apretados o un cambio en la postura al caminar.                                                                                                                                                                                                 

La exposición continua al agua. El agua, especialmente el agua corriendo, puede robar a la piel de sus aceites naturales, lo que puede dejar la piel seca y áspera. Estar de pie durante períodos prolongados en un lugar húmedo como un baño, puede causar talones secos y agrietados.

Tratamientos.

El mejor remedio es nutrir e hidratar la piel con Aceite de Argán, Aceite de Coco o Manteca de Karité. Os vamos a dar algún remedio casero fácil de aplicar, y ante cualquier complicación recordad acudir al especialista.

-Aceite de coco: Después de lavar los pies aplica una capa gruesa de aceite en los talones, colócate unas medias gruesas y deja esta aplicación durante la noche.

-Vaselina y jugo de un limón: Con los pies bien limpios y secos, mezcla una cucharadita de vaselina y el jugo de un limón. Frota esta mezcla sobre los talones agrietados y otras áreas necesarias de los pies, hasta que esté completamente absorbido. Usar medias gruesas de lana ayudará a atrapar el calor de tu cuerpo y esto aumentará la eficacia de la mezcla.

-Pulpa de plátano maduro: Machaca la pulpa en un recipiente con ayuda de un tenedor y lo aplicas en el área seca o agrietada del talón. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

-Zumo de limón: una vez por semana, puedes remojar los pies en jugo de limón durante unos 10 minutos y luego frotarlos con un cepillo suave para exfoliar suavemente las capas superiores de la piel muerta, que causan los talones agrietados.

-Aceite de oliva o Argán: Sólo necesitas frotar un poco de aceite en los talones antes de acostarte y ponerte unas medias de algodón o lana. El aceite ayuda a suavizar y a sanar las grietas. Haz esto cada noche hasta que la piel esté suave.

Algunos consejos.

  • Mantén los pies limpios y sin suciedad.
  • Ejercita los pies regularmente.
  • Alterna agua caliente y fría en el baño de pies para aliviarlos.
  • Hidrata y exfolia los pies siempre que sea posible.
  • Evita camina descalzo tanto como sea posible.
  • Evita pasar períodos prolongados en un área húmeda o mojada.

Esperamos que estos consejos os permitan lucir unos talones de alfombra roja, para todo lo demás….. ¡Nos olemos en Caléndula!