Publicado el 2 comentarios

Karité, el árbol de mantequilla.

¿Qué es el Karité?

 

Almendra de Karité de la que se extrae la manteca.

El Karité (árbol de mantequilla) es un árbol que se encuentra en la zona Oeste del continente africano. Puede llegar a alcanzar los 15 metros de alto y vivir durante 3 siglos. De su fruto en forma de almendra se extrae, después de prensar y hervir el fruto, una grasa vegetal llamada Karité. Al igual que el Argán, es comestible y muy utilizado en la cocina local. También en la industria chocolatera, como sustituto de la manteca de cacao. Compuesta principalmente de ácido palmítico, ácido esteárico, ácido oleico, ácido linolénico, ácido linoleico. Se conoce sobre todo a esta grasa vegetal por sus propiedades hidratantes, por lo que es utilizada en la composición de numerosos preparados de la industria cosmética.

Como curiosidad, en algunas zonas donde crece este árbol (Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí o Sudán), es considerado un árbol sagrado y no está permitido recoger sus frutos directamente, hay que esperar que caigan al suelo para poder recogerlas.

Tras 15 años dará sus primeros frutos, pero no es hasta los 30 años cuando alcanza su madurez. Es entonces cuando se pueden recolectar hasta 20 kg de frutos, que se convierten en 5 kg de almendra seca, de la que se extrae tan sólo 1 kg de manteca de Karité.

De todo un árbol se extrae 1 kg de mantequilla.

 

¿Cómo se extrae la manteca de Karité?

 

Triturando el fruto.

La recogida de las almendras o nueces y la fabricación de manteca de Karité es una actividad que da trabajo a muchas mujeres del África Occidental. Sólo en Burkina Faso se dedican a esta actividad entre 300.000 y 400.000 mujeres.

La elaboración empieza con la recogida y el lavado de la almendra. A continuación se trituran, se tuestan y se pasan por un molino para obtener una pasta marrón muy líquida. Se bate a mano para separar la mantequilla del resto de componentes en la superficie del líquido.

La mantequilla resultante se lleva a ebullición y se filtra varias veces, separando las impurezas, hasta que se consigue un producto limpio de color miel.

La manteca que se obtiene para productos cosméticos, presionando en frío los cotiledones ricos en grasa de la almendra, es de color blanco marfil y tiene un olor bastante fuerte. También se puede encontrar manteca de Karité refinada (o de grado A), que hace desaparecer ese peculiar olor y muestra con un tono más blanquecino.

 

Propiedades y usos del Karité.

La manteca de Karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de la piel, calma las pieles irritadas. Para nosotros, es el más efectivo de todos los productos antienvejecimiento que podemos encontrar en la naturaleza.

 

  • Manteca de KaritéEficaz en el tratamiento de eccemas, psoriasis y rosácea. Las cremas con manteca de karité ayudan a reducir la inflamación y enrojecimiento de la piel. También son útiles para la cicatrización.
  • Reduce naturalmente las arrugas. Es un producto natural que no sólo aporta hidratación a la piel, sino que restaura su elasticidad.
  • Trata lesiones por quemaduras y heridas. Combina sus propiedades restauradoras con las propiedades cicatrizantes.
  • Restaura el cabello. La estructura capilar puede verse afectada por los tintes, el viento o el sol. Un champú con manteca de Karité aporta los nutrientes esenciales que el cabello necesita, recuperando su estructura y brindándole brillo y suavidad.
  • Protege la piel del sol. Reduce la acción de rayos UVB y UVA.
  • Reduce o cubre las estrías. Por su capacidad de reparar la piel, el uso de jabones con manteca de Karité es ideal para reducir las estrías.
  • Humectante natural. Ayuda a humectar zonas específicas, como por ejemplo codos, talones o manos.

La manteca de Karité se conoce con el nombre botánico de  Butyrospermum parkii. En honor al escocés Mungo Park.  Este explorador vivió a finales del siglo XVII y fue el primero que lo trajo a Europa, difundiendo las virtudes de este fruto.

Y hasta aquí esta entrada. Con la intención de que sepas algo más de uno de los mejores productos utilizado en la cosmética natural.

Muchas gracias por la lectura y… ¡Nos olemos en Caléndula!

Para realizar esta entrada me he ayudado en innatia.com, wikipedia.org, 
Publicado el Deja un comentario

Hablemos de las estrías.

 

¿Podemos eliminar las estrías?

Decir que las estrías son “marcas de guerra” puede ser un buen consuelo, pero podemos librar la misma “guerra” sin dejar tanta cicatriz. A continuación os vamos a contar qué son, los diferentes tipos de estrías, por qué se producen y cómo podemos evitarlas. ¿Eliminarlas? Si prevenimos antes y actuamos después es posible eliminarlas o hacerlas casi inapreciables.

¿Qué son las estrías?

Las estrías se producen en momentos puntuales de la vida de las personas, como en la pubertad, el embarazo, o los cambios bruscos de peso. Hay épocas y etapas en las que tienden a aparecer más y su causa se debe a la falta de elasticidad, hidratación y nutrición de la piel, que hacen que ésta no cumpla los requisitos mínimos para adaptarse a dichos cambios. Se forman debido a la rotura y retracción de las fibras elásticas en la dermis. Una vez estos pequeños desgarros y roturas de las fibras aparecen en la piel, es muy complicado deshacerse de ellas. 

Tipos de estrías.

Como ya hemos dicho antes, las estrías son roturas de las fibras de colágeno, elastina y reticulina.  Suelen aparecer en el vientre, caderas, glúteos, senos y los muslos, ya que todas estas zonas están sometidas a mayor presión.
Dependiendo de las causas, podríamos clasificarlas de la siguiente manera:

– Pubertad: debidas a cambios hormonales en la pubertad, ligados a cambios corporales o “estirones” que sufre el cuerpo y que provocan este tipo de estrías.

– Distensión: van asociadas al cambio brusco de peso, ya sea de aumento o pérdida del mismo.

Estrías atróficas

– Atróficas: causadas por el estiramiento y rotura de las fibras debido al aumento de masa muscular o de los movimientos forzados de los deportistas.

– Gravidez: se originan generalmente durante el embarazo, aunque también pueden aparecen en algunos casos de diabetes.

Hay otros casos no tan usuales que pueden provocar la aparición de estrías, como pueden ser por la enfermedad de Cushing o por la aplicación continuada de cremas con corticosteroides.

 

Fases de la estría.

La estría tiene dos fases: la rojiza, que es la más reciente, y la nacarada (o ya cicatriz) que sería el estado final de la rojiza. En este caso es más complicado su tratamiento, ya que carece de circulación sanguínea y, por lo tanto, hay ausencia completa de fibroblastos. Es una rotura interna de la piel y lo único que podemos hacer es disimularlas y que se vean menos. 

Productos antiestrías más adecuados.

Y hablamos de productos, dejando de lado otros tipos de tratamientos mecánicos, como pueden ser la Carboxiterapia, el Resurfacing químico, o la bio estimulación sin agujas, entre otros muchos tratamientos. De esto es mejor tratar e informarse en primera persona con verdaderos especialistas.

A la hora de decidir entre crema o aceite, interviene la preferencia o comodidad de cada uno. Puede parecer más práctico el uso de la crema, por su formato o el nivel de absorción rápida, pero un buen aceite puede tener los mismos resultados, e incluso mejores. Esto es debido a la combinación específica de aquellos aceites naturales que son los más adecuados para el tratamiento de nuestras estrías, sin perderse en conservantes sintéticos u otro tipo de ingrediente que no sea estrictamente necesario. 

aceite de masaje antiestrías
Lo puedes encontrar en nuestra web.

En Caléndula optamos por el Aceite Antiestrías, una perfecta combinación de Aceite de Almendras dulces y aceites esenciales de lavanda silvestre, limón y geranio.

Otra buena opción sería la manteca de karité, el aceite de ricino o el de almendras dulces.

 

Los retinoides no se recomiendan en embarazadas.

¿Cómo aplicamos el producto antiestrías?

Es indiferente que sea aceite o crema, nosotros recomendamos hacer una exfoliación previa a la aplicación del producto para eliminar la capa córnea de queratina y así activar al máximo la micro circulación con la aplicación del tratamiento. 

Una vez exfoliada la zona, comenzamos a trabajar de abajo hacia arriba, siempre yendo hacia el corazón. Por lo tanto, al comenzar por la parte superior de las piernas, debemos hacer el masaje desde la rodilla hacia los muslos, amasando la piel. Los movimientos deben ser largos y lentos. En el estómago el masaje debe ser circular y suave alrededor del ombligo. Muy similar al masaje anticelulítico que os detallamos en otra ocasión aquí.

Por último, siempre os recomendamos prevenir, hidratar y nutrir las zonas que pueden ser más sensibles de padecer estrías y recurrir a productos de calidad, aunque sean algo más caros, nos evitará muchos disgustos.

Esperamos que os sea de ayuda y como siempre…¡Nos olemos en Caléndula!

Nos hemos apoyado en testimonios de la Dra. Natalia Ribé, directora médica de la Unidad de Medicina Estética, Nutrición y Andrología del Institut Dra. Natalia Ribé, y de la Dra. Núria Escoda, directora del centro de medicina estética Dra. Escoda, publicados en lavanguardia.com.
Publicado el 1 comentario

Aceite de Rosa Mosqueta: propiedades y usos

Aceite de Rosa Mosqueta: Propiedades y usos.

Aspecto del arbusto de la Rosa Mosqueta
Arbusto de la Rosa Mosqueta

Siguiendo con los ingredientes básicos de la cosmética natural,  el Aceite de Rosa Mosqueta es uno de los más nombrados y utilizados. De origen vegetal,  se obtiene del prensado de las semillas o frutos del arbusto llamado  Rosa Rubiginosa o Rosa Moschata, Rosa Mosqueta para los amigos. Sigue leyendo Aceite de Rosa Mosqueta: propiedades y usos