Publicado el

IgoneNatural, la sencillez de lo auténtico.

IgoneNatural.

igonenatural

“IgoneNatural es una alternativa a lo que estamos cansados de ver promesas de cosmética natural, cremas mediocres con títulos grandes de plantas conocidas de las que apenas incorporan un 2% del extracto que publicitan y lo incorporan glicerinado ni siquiera natural.

Deseo establecer lazos de confianza con mis clientes, a través de la transparencia en la composición de nuestros productos para que nos siga pasando que llamen para decirnos que los productos son buenos, funcionan” Sigue leyendo IgoneNatural, la sencillez de lo auténtico.

Publicado el

¿Qué son los Parabenos?

La ausencia de Parabenos no es sólo un reclamo.

Aunque pudiera parecer que los productos que se publicitan a bombo y platillo “¡¡Sin parabenos!!” sea sólo un reclamo para poder vender productos ecológicos o naturales, no es así. Os vamos a explicar qué son los parabenos y por qué hay que evitarlos.parabenos

Los Parabenos son conservantes sintéticos utilizados en en sector alimentario y cosmético. Los podréis localizar al final de la composición o ingredientes del producto. Nos vamos a centrar, como siempre hacemos, en el sector cosmético que es el que nos toca más de cerca. Entre otros podréis encontraros metilparabeno, butilparabeno, isobutylparabeno o parahidroxibenzoato, para que veáis que no todos acaban en “parabeno”.

¿Para qué sirven los Parabenos?

Como ya os hemos dicho, los parabenos son conservantes sintéticos y se utilizan para evitar o limitar la aparición o crecimiento de bacterias y microbios. En cosmética, la gran mayoría de productos están formados por una base de agua: geles, champús, exfoliantes o cremas. Y el agua es el medio ideal para la aparición y reproducción de mohos, levaduras o bacterias.

Insistimos en que los conservantes son necesarios para aumentar la duración y evitar la contaminación, librándonos de olores desagradables, moho o colores inusuales en nuestros productos cosméticos. Pero optamos porque sean naturales, evitando los sintéticos.

Eso no implica que, aunque la etiqueta lleve “sin parabenos” no los tenga, Fenoxietanol y  Formaldehído nos los podemos encontrar en cualquier etiqueta como conservante. Como muchas veces pasa, todo depende de si está en una lista de permitidos o no…

¿Por qué debemos evitarlos?

Muchos estudios han vinculado a los parabenos enfermedades como el cáncer, trastornos endocrino, toxicidad reproductiva, inmunotoxicidad, neurotoxicidad o la irritación de la piel. No obstante la Union Europea, todavía no los ha incluido en su lista de ingredientes bajo vigilancia.

Debemos tener en cuenta que los parabenos se absorben a través de la piel y se han encontrado en los tumores de mama. Aunque los investigadores no tienen pruebas de que los parabenos causen cáncer de mama, creen que sus propiedades estrogénicas pueden acelerar el crecimiento del tumor. Esta alteración hormonal también puede afectar el desarrollo del feto.

Legalmente están establecidos los límites de la concentración de parabenos que pueden ser utilizados en los productos cosméticos. Lo malo es que un fabricante de cosméticos todavía puede utilizar más de un parabeno en un producto. Y una persona puede estar usando varios productos que contienen parabenos diariamente.

Intentamos aclarar términos y no meteros miedo en el cuerpo. Con los parabenos habrá detractores y partidarios, como en todo. Nosotros nos decantamos por conservantes naturales, donde utilizan aceites vegetales o esenciales, extractos de hierbas y vitaminas como producto para aumentar la durabilidad de su aspecto y sus propiedades cosméticas.

Envase tipo Airless

Tambiés son muy útiles los envases adecuados, como tubos, botellas con dosificador o tipo Airless, que evitan el mínimo contacto con el aire, evitando la oxidación y la exposición a factores contaminantes.

Recuerda, los conservantes no son nocivos, son necesarios para mantener ciertos productos estables y seguros para su uso. Pero hay alternativas más saludables a los parabenos.

 

 

Muchas gracias por leernos, para nosotros es un placer poner a vuestra disposición toda la información que nos sea posible. Un cordial saludo y… ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Aceite de Rosa Mosqueta: propiedades y usos

Aceite de Rosa Mosqueta: Propiedades y usos.

Aspecto del arbusto de la Rosa Mosqueta
Arbusto de la Rosa Mosqueta

Siguiendo con los ingredientes básicos de la cosmética natural,  el Aceite de Rosa Mosqueta es uno de los más nombrados y utilizados. De origen vegetal,  se obtiene del prensado de las semillas o frutos del arbusto llamado  Rosa Rubiginosa o Rosa Moschata, Rosa Mosqueta para los amigos.

Ya os lo hemos presentado con su nombre científico y muchos habréis visto fotos de su flor, utilizado en clínicas de estética y grandes vinilos (como los que tenemos en Caléndula). 

Pero vamos a quitarle un poco de glamour, ya que es una planta bastante común, silvestre y a lo mejor la habéis visto al dar un paseo por el campo o habéis cogido escaramujos (así se llama su fruto rojo), igual sin saberlo la habéis tenido en la mano.

La mejor forma de extraer el aceite es el prensado en frío: como la aceituna, cuando está maduro se prensa. Es el método más natural ya que al  hervir, el calor puede alterar sus propiedades. Recordamos que siempre hay que consultar a especialistas.

Actualmente comercializamos el aceite de rosa mosqueta supercrítica, del que puedes saber más pinchando aquí.

Nuestra rosa mosqueta supercrítica

Composición y Propiedades.

Es rico en vitaminas A, C  y E, en ácidos grasos esenciales como el Omega 6 y Omega 3. Y tiene un gran poder antioxidante. Para nosotros, otro producto indispensable en nuestra casa por sus fantásticas propiedades.

Hidratación. Gracias al aporte de Vitamina A que hace a nuestra piel, esta retiene más el agua y el resultado es una piel más hidratada.

Elasticidad. El alto contenido en Vitamina C y antioxidantes aportan elasticidad a la piel, ya que sus componentes  aumentan la producción de colágeno. No hay producto anti-estrías que no incorpore el Aceite de Rosa Mosqueta a su composición.

Cicatrizante. Los ácidos grasos y la Vitamina A ayudan a la cicatrización y promueve la regeneración celular, estimulando la producción de colágeno y aportando elasticidad a la zona afectada, así como igualando el tono y la textura de la cicatriz (quirúrgica o accidental).

Regenerante. Retrasa los signos del envejecimiento prematuro y arrugas. Gracias a que este aceite de Rosa Mosqueta puede penetrar las capas más profundas de la piel, es ideal para tratar las arrugas de expresión (el “código de barras” típico de edades avanzadas que aparece en la parte superior de los labios).

Fotoenvejecimiento.  Las propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta con sus antioxidantes y ácidos grasos esenciales, mejoran la pigmentación,  la textura y el tono de piel . La Vitamina C contrarresta la disminución de colágeno producida por la exposición al sol. Especialmente indicado para atenuar manchas en la piel.

Pero un uso indebido de este producto puede producir el efecto contrario: su aplicación (y la de todos los aceites en general) debe hacerse evitando la luz solar, o mejor dicho, los rayos ultravioletas. Porque no hace falta que veamos el sol para que esos dichosos rayos nos puedan dañar. La combinación Aceite/Rayos ultravioletas hace que se fomente la aparición de manchas en la piel, cuando el uso era para atenuarlas.

crema-facial-de-Rosa-Mosqueta
 Crema Facial de Rosa Mosqueta.

Por esta razón recomendamos su aplicación durante la noche, una vez que estamos en casa o antes de acostarnos, sustituyendo tranquilamente a la crema de noche o sérum.

Si tienes el cutis graso o con acné, éste no es el aceite más adecuado.

Nuestro Aceite de Rosa Mosqueta  es de rápida absorción aunque evitaremos aplicarlo justo antes de acostarnos, ya que puede manchar la ropa de cama.

Podemos aplicarlo sólo, con un par de gotas es suficiente para el rostro. También podemos combinarlo con otros aceites o cremas, para reforzar  los beneficios de sus propiedades.

Es beneficioso para nuestro cuero cabelludo, pero para tratamientos capilares os dejamo este artículo, con aceites vegetales más adecuados.

Recomendamos siempre consultar con vuestro especialista.

Esperamos que os sea útil y si deseáis comentar o aportar algo más, solo tenéis que hacer uso del recuadro de abajo, para todo lo demás….

                                                        ¡Nos olemos en Caléndula amig@s!

Publicado el

Aceite esencial de Árbol del Té

Aceite de Árbol del Té.

El Árbol del Té o Melaleuca alternifolia se ha convertido en un producto imprescindible en nuestras casas. Vamos a explicaros el por qué, empezando con un poco de historia y después os contamos sus múltiples aplicaciones.

 

arbol-del-te
Aspecto del Árbol del Té

Historia.

Las hojas de este arbusto (puede llegar a los 5 m. de altura) de origen australiano eran usadas por los aborígenes en infusiones, mezcladas con barro y aplicadas como cataplasmas o directamente sobre la piel. Con ellas ponían remedio a heridas, picaduras de insecto, dolores o afecciones cutáneas.

A finales del S. XVIII, cuando el Capitán Cook desembarcó en la costa australiana y tomó contacto con los aborígenes, el tradicional té inglés fue sustituido por infusiones de estas hojas, y descubrieron muchos de sus beneficios, de ahí su nombre: Árbol del Té.

En la 2ª Guerra mundial, el ejército australiano incorporó un frasco de este aceite en el botiquín de cada soldado. El gobierno de Australia atribuyó al aceite de árbol del té una contribución tan importante, que los trabajadores que elaboraban este aceite estaban eximidos del servicio militar.

Propiedades y usos.

Entre otras, tiene propiedades fungicidas, antiviral, antiséptico, balsámico, desodorante, cicatrizante, anti-inflamatorio y expectorante. Vamos a detallar algunas de ellas y sus aplicaciones.

En la piel.

Verrugas: Aplicar sin diluir sobre la verruga y tapar con una tirita o gasa durante la noche. Destapar al día siguiente y repetir el proceso hasta su desaparición. El tamaño de la verruga puede aumentar debido a que las raíces salen al exterior hasta su eliminación. Consultar con vuestro médico si están cerca de ganglios: axilas, cuello, ingles.

 

Acné:Aceite esencial Árbol de Te En un algodón mojado en agua, diluimos una gota de aceite del árbol del té y aplicamos.  Podemos hacerlo 2-3 veces al día. También podemos hacer una limpieza de cutis a la semana, con vahos de 10 minutos en un recipiente de agua caliente y 10 gotitas de aceite del árbol del té.

Pie de Atleta: Aplicar el aceite directamente a la piel y acompañar con baños de pies, mezclando 8 0 10 gotas por cada 2 litros de agua.

Higiene personal: Después de la actividad en gimnasios o piscinas, podemos aplicar unas gotas al champú o gel para prevenir infecciones. Son lugares propicios para los hongos.

Para eccemas, psoriasis o pequeñas quemaduras solares se puede usar diluido 2 o 3 veces al día.

En el cabello.

Está indicado para cualquier tipo de cabello, ya que regula la actividad de las glándulas sebáceas.

Caspa: aplicar unas gotas a la dosis diaria de champú, combatiendo así la caspa y calmando los picores e irritaciones del cuero cabelludo.

piojos
¿Quién no ha pasado por esto?

Pediculosis (piojos): 3 o 4 gotas en la dosis diaria de champú en los críos pueden solucionar el problema de los piojos. También podemos aplicarlo diluido en agua, pulverizándolo sobre el pelo. Lo dejamos actuar 15 minutos y lavamos el cabello. Podemos pasar después el peine o lendrera impregnado en aceite de árbol del té.

En el caso de los niños, es recomendable aplicar unas gotas en la zona de la nuca y detrás de las orejas antes de ir al colegio., el olor no es agradable pero no dura mucho y su efecto está garantizado.

Higiene íntima.

Para la Cistitis, combinado con el tratamiento farmacológico, hacer baños en el bidé con 10 gotas de aceite. También es muy útil para Hemorroides y Prurito genital o anal.

Para los pies.

Padrastros: Directamente sobre el padrastro dos veces al día y acompañar con baños de 20 minutos añadiendo unas gotas del aceite.

Uña con hongos / Una sin hongos

Hongos en las uñas (onicomicosis): Unas gotas sobre la uña dañada con la ayuda de una gasa o algodón, dos veces al día.

 

Hasta aquí podemos ver los usos más comunes de este fabuloso aceite esencial. Estamos descartando “pócimas mágicas”, y destacando resultados por experiencia propia. Continuamos con algún uso más.

 

Garganta y Boca.

Gárgaras con 3 o 4 gotas para la irritación de garganta.

Enjuagues con 4 o 5 gotas para combatir la Gingibitis.

Aftas bucales: aplicar directamente con un bastoncillo y enjuagar con abundante agua.

Placa bacteriana: 1 gota con la pasta dental (ojo, su sabor no es  agradable). Podemos poner unas gotas en el vaso del cepillo de dientes, para su desinfección.

También son efectivos los enjuagues para dolores de muelas y Halitosis. 

Mascotas.

El efecto antiparasitario no sólo es para la prevención y eliminación de piojos, en nuestras mascotas también es muy útil.

Pulgas: frotar con aceite y una esponja antes del baño de nuestra mascota.

Garrapatas: aplicar directamente, deja actuar 10 minutos y arráncala, se soltará directamente. Los días posteriores podemos aplicar una gotita en la herida para evitar que se infecte.

No nos queremos ir sin destacar alguna aplicación más como el de repelente de insectos, y calmante en la picada de mosquitos, evitando su infección. En casos de alergia a las picaduras de mosquitos, está comprobado que el alivio es inmediato y evita la formación de llagas o hinchazón.

 

Esperamos que os sea útil esta información, puede ser vuestra mejor guía. Si tenéis cualquier duda nos podéis consultar o añadir algún comentario con vuestro caso.

Sólo son recomendaciones, la última palabra la tiene el especialista. No todos tenemos la misma piel ni reaccionamos igual ante cualquier tipo de dolencia o producto. No aconsejamos nunca ingerir este aceite esencial de árbol del té.

Gracias por la atención y si queréis compartirlo, es todo vuestro.

                                                   ¡Nos olemos en Caléndula!

Publicado el

Cosmética Natural, no todo el campo es orégano.

¿Qué es la Cosmética Natural?.

Vamos a empezar por el principio e intentar definir qué es la Cosmética Natural. Parece fácil pero no lo es, porque no hay un criterio único para definir si un cosmético es natural o no. La legislación europea no lo especifica y la Industria utiliza el marketing para resaltar más el envase en la publicidad que el contenido. Lo primero que entra por el ojo.

cosmética-natural

A partir de esta premisa, vamos a intentar explicarlo: no porque lleve un producto de origen mineral o vegetal pasa a ser Cosmética Natural. Puede llevar el mejor de los aceites naturales  pero también algún derivado del petróleo. Pero este “pequeño” detalle no se resaltará en la publicidad y se “venderá” como natural. ¡Error!

La Cosmética Natural se basa en el uso de productos vegetales y derivados: aceites o extractos entre otros. También puede ser de origen mineral o animal, siempre y cuando no perjudique o implique un daño a condición natural. Y para muestra un botón: del prensado de la lana de las ovejas se consigue la Lanolina, una vez que han sido esquiladas. Aunque la procedencia es animal, no le perjudica. 

Cuando se dice que no tiene conservantes, en Caléndula lo vais a ver mucho, nos referimos a que los conservantes que llevan los productos son naturales, no sintéticos. Sería imposible comercializar a gran escala cualquier producto con Aloe Vera, por ejemplo. No daría tiempo a utilizarlo una vez envasado por su corto periodo de conservación. 

carbon-activo
Jabón de carbón activo

 

En cuanto a la textura, color y olor del producto, debe ajustarse todo a lo más natural posible, valga la redundancia: no debe tener colores muy intensos ya que daría una pista sobre el uso de colorantes. Los olores deben proceder del mismo ingrediente o de esencias naturales, hoy en día  no es fácil distinguirlo de fragancias artificiales. Y la textura, al igual que el color, puede sufrir alguna variación durante su uso. Esto es debido a su procedencia natural.

Pero no queda ahí el concepto de Cosmética Natural, hay otros factores que intervienen: desde el no haber sido testado en animales (prohibido sólo desde el año 2007),  hasta el uso o composición del envase. En estos momentos se valora hasta el gasto en combustible para la distribución del producto.

Por aquello del uso responsable, que tanto se echa de menos en el siglo XXI, vamos a intentar aportar nuestro granito de arena de dos formas: ofreciendo productos naturales y certificados como tal y compartiendo consejos que nos lleven a ese uso responsable, para beneficio propio y del Medio Ambiente.

Y hasta aquí nuestra primera entrada. No es fácil saber por donde empezar cuando hay tanto que decir, hemos creído conveniente dejar claros algunos conceptos, para que entendáis qué hacemos y por qué. Esperamos que haya sido ameno y ya tendremos tiempo para profundizar en muchos aspectos de la Cosmética Natural.

Gracias por haber llegado hasta aquí. Esperamos que sea de utilidad y…

¡Nos olemos en Caléndula!

 

Si te ha gustado y quieres compartirlo, utiliza los botones de aquí abajo.